Pitbull casi le arranca el brazo a hombre que entró a robar a casa de sus dueños

 

El pasado 7 de octubre un sujeto llamado José entró a un domicilio en la región de Chiapas, México, con la presunta intención de cometer un robo.

EN MÈXICO, Martes, 11 Octubre, 2022: Sin embargo, no logró pasar del patio de la casa, pues se encontró en su camino a un perro pitbull que lo atacó de forma salvaje, arrancando una parte de su brazo.

Ahora, la familia del presunto delincuente pide que el perro sea sacrificado.

'El héroe de Copoya', como fue apodado el animal por la comunidad por salvar a su familia, se encuentra resguardado y amarrado en la casa de sus dueños por orden de las autoridades.

Los parientes del presunto ladrón exigen que la mascota sea sacrificada, por lo que las redes sociales han emprendido una campaña para proteger al canino, con el hashtag #DogVader y #elHeroedeCopoya.

Diferentes usuarios han manifestado su apoyo al canino. "No es un criminal, defendió a su familia de un extraño", "el perrito solo defendió su casa, su familia", y "el castigo debe ser para el delincuente, no para el héroe", expresan diferentes cuentas en Twitter.

La virilidad de la historia llegó hasta Paulina Peña, la hija del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien utilizó su plataforma de Instagram para mostrar su apoyo al perro en cuestión.

(Puede leer: Video: indignación por niño que juega en la cornisa del balcón de un piso 21)

¿Qué fue lo que sucedió?

El hombre de 32 años, identificado como José Arbey, ingresó, sin autorización de los dueños, por el patio trasero de la vivienda, allí se encontró con el perro de raza Pitbull que comenzó a atacarlo mordiendo su brazo izquierdo.

Al pasar los minutos, los vecinos del lugar comenzaron a alarmarse por los gritos del hombre, y llamaron las autoridades.

Cuando llegaron los paramédicos, encontraron en la escena un patio lleno de sangre, con un hombre agonizando de dolor tendido sobre el suelo.

Cuando se acercaron a brindarle ayuda al sujeto, se dieron cuenta que el hombre habría perdido una parte de su brazo, y fue llevado de emergencia al hospital, mientras el perro, cubierto de sangre, quedó atado en la escena donde ocurrieron los hechos.

Ahora, los familiares del ladrón piden que el canino sea sacrificado, mientras que las autoridades han solicitado que el perro permanezca amarrado en el patio donde sucedió el ataque mientras verifican que no es agresivo con las demás personas y no representa un riesgo para la comunidad.

Diferentes cuentas no oficiales en Twitter que han seguido el caso rumoran que las autoridades del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez determinaron que el animal no sería sacrificado.

Fuente: eltiempo.com


Con tecnología de Blogger.