El 28 de marzo 1973 cayó vilmente asesinado el periodista Gregorio García Castro (Goyito)

Periodista Gregorio García Castro, (Goyito) en foto del 4 de marzo de 1973. OGM

Por Sergia Mercado 

Los editoriales de la prensa de aquel entonces, repudiaron el hecho como uno de los más horrendos crímenes cometido contra un profesional de la pluma como era García Castro, jefe de redacción de última Hora

SÁBADO, 26 MARZO, 2022: Este próximo lunes 28 de marzo se cumple 49 años de la fatídica muerte del periodista dominicano Gregorio García Castro, (Goyito) asesinado en la calle Las Mercedes de la Zona Colonial, de la capital dominicana. En esta semana, Zona Retro recuerda aquel lamentable suceso.

¿Quién era Goyito?

García Castro fue un profesional del periodismo, quien desde muy temprana edad mostró interés por el área. Trabajó como reportero en varios medios de comunicación, entre ellos, el periódico La Información, de Santiago, donde se inició en la profesión, y se destacó como redactor de deportes, luego en Santo Domingo, laboró en el diario El Caribe, en la emisora Radio Caribe y después en el Listín Diario, entre otros. Uno de sus grandes logros, fue ser jefe de redacción y columnista del periódico vespertino Última Hora, donde también fue parte de sus fundadores, allí trabajó hasta el momento de su muerte. Su columna se titulaba En Un Tris”.

Goyito también se inició en el periodismo radial, con el programa “Panorámica Nacional”, trasmitido por la emisora RPQ, de la capital. Para el año 1971, funda junto a la destacada periodista Pía Rodríguez, el programa de televisión “Puntos de Vista”, trasmitido por el canal Color Visión; en esa misma televisora tenía un programa denominado “Hoy”.

García Castro tuvo una participación en la política desempeñando el cargo de diputado en las postrimerías del gobierno de Rafael Leónidas Trujillo.

Fue fundador, además, del Partido Reformista en 1964, cuando estaba en el exilio en Puerto Rico, tras el golpe de Estado al profesor Juan Bosch. Ocupó el cargo de director de Información y Prensa de la Secretaría de Agricultura, durante el primer período de gobierno de Joaquín Balaguer. García Castro nació en Río Verde, provincia La Vega, el 17 de noviembre de 1936. Estaba casado con la doctora Daysi Frómeta con quien procreó tres hijos; dos varones y una hembra.

La noche de su muerte

Los editoriales de la prensa de aquel entonces relatan el hecho como uno de los más horrendos crímenes cometido contra un profesional de la pluma como era Gregorio García Castro. Su muerte dejó consternada a toda la población dominicana, en especial a sus familiares, amigos y colegas de ejercicio.

Todo inició aquella noche del miércoles 28 de marzo de 1973, cuando el periodista García Castro salía de las instalaciones del Última Hora tras finalizar su jornada de trabajo, y se dirigía al lugar donde tenía estacionado su vehículo para regresar a su casa, sin embargo, fue sorprendido por desaprensivos que lo hirieron con tres disparos en la cabeza dando muerte al comunicador. Algunos periódicos reseñaron que el hecho ocurrió alrededor de las 9:20 o 9:30 de la noche.

Versiones de cómo ocurrió el sangriento hecho

Relata un documento periodístico del archivo OGM, que la muerte de García Castro se produjo, según la versión de José Ramírez, sereno que trabajaba cerca del lugar del crimen, (información que fue publicada por los medios impresos de aquel entonces), que cuando el periodista se disponía a abrir la puerta de su carro, fue atacado por dos desconocidos, quienes trataron de ahorcarlo, pero este se defendía y forcejeaba con ellos.

Cuando sus verdugos trataron de llevarlo hacia un vehículo que tenían preparado en la calle Las Mercedes esquina José Reyes, Goyito gritó “llamen a los guardias que están en el Listín, llamen a los guardias que están en el Listín”. Al instante, según relató el sereno, se escucharon los disparos que terminaron con la vida del periodista.

Narra también la nota periodística que Goyito cayó de rodilla en el pavimento de la calle Mercedes y su cuerpo se dobló sobre el borde de la alta acera situada frente de una casa. El médico legista, Francisco Antonio Cruz explicó que la muerte de Gregorio se produjo por shock hemorrágico causado por tres proyectiles calibre 9 milímetros que le impactaron en la cabeza, dos balazos en la cara y uno en la región parietal izquierda con laceraciones profundas.

El brutal asesinato sucedió frente a la casa número 59 de la calle Las Mercedes, casi esquina José Reyes, donde operaba una empresa de rebobinado de motores y aire acondicionado denominado Electro-Silberg. Uno de los disparos que hicieron contra García Castro impactó la pared de la citada casa.

Luego de cometer el crimen, sus verdugos se dieron a la fuga en una camioneta que tenían previamente estacionada cerca de la calle José Reyes, según versión que dio el sereno José Ramírez que trabajaba cerca del lugar, a la Policía. Otra versión, relata que los tres asesinos abandonaron el lugar en un carro Mercedes Benz y que en el crimen también estuvo envuelto un carro Volkswagen color rojo.

Pasados unos minutos, el lugar se llenó de curiosos y de muchos colegas de García Castro quienes lloraban desconsolados por el horrendo crimen que se había cometido. Uno de ellos, el periodista también, Cesar Medina, no soportó el dolor y se lanzó al cuerpo ensangrentado de Goyito y exclamó “mátenme a mí también”.

Al lugar se presentaron, el Escuadrón contra Homicidios de la Policía Nacional, al mando del teniente coronel Darío Aristy Calvo y el segundo teniente Nelson José Morillo Rodríguez, quienes de inmediato iniciaron con las investigaciones del caso. Esa misma noche se detuvo al sereno José Ramírez para ser interrogado sobre su versión del suceso.

Presidente designó comisión investigar caso

El presidente Joaquín Balaguer creó mediante decreto número 3295 una comisión especial de alto nivel para investigar el asesinato del periodista, el cual estuvo integrado por el mayor general, Neit Nivar Seijas, presidente de la comisión y quien era secretario de Estado de la Presidencia; el procurador general de la República, Juan Arístides Taveras Guzmán y el jefe de la Policía Nacional, general José Ernesto Cruz Brea.

Mayor del Ejército relacionado con el caso fue suspendido

Fue suspendido de sus funciones mediante decreto No. 3296 del Poder Ejecutivo, el mayor del Ejército, Sócrates Pichardo hasta que la comisión que había designado Balaguer determinara si el oficial tuvo o no participación en el crimen. El mandatario dijo que la decisión se había tomado debido a que medios locales citaron al mayor en relación al hecho.

Con tecnología de Blogger.