CON MUCHO GUSTO.


DOMINGO, 20 MARZO, 2022: El remedio está en las personas, en su integridad, en sus ideas sobre la supremacía por encima de todo, de la dignidad de la persona.

Sin dudas pasan muchas cosas muy dolorosas que atentan contra el ser humano; niños, niñas y adolescentes; personas vulnerables, gentes inocentes.

Basta señalar dos hechos, uno muy conocido y otro silenciado.

Por una parte, la guerra en Ucrania. Es pavoroso escuchar los comentarios y relatos de miles de personas incluyendo, los osados representantes de la prensa escrita que han presenciado la masacre humana de ese pueblo indefenso por parte de las tropas rusas a un País que lucha por su soberanía.

La guerra es el fracaso de reconocimiento a la dignidad humana.

Es la incapacidad del hombre de dejar de lado sus ambiciones personales, para pensar en el prójimo, es el fracaso de la capacidad de razonar y de dialogar, es el hombre contra el hombre, por encima de Dios.

Enardece pensar que, además, la guerra, es una industria económica; un gran negocio.

La producción de armamentos es algo que pareciera una carrera entre poderosos, siempre con jugosos intereses económicos por debajo.

Escuchar a veces decir, en tal guerra se experimentó tal armamento, el caso de Rusia que testificó que usó por primera vez un misil hipersonico contra un blanco ucraniano, es sencillamente avasallador por parte de unos poderosos.

El otro hecho muy silenciado, callado o sin importancia, es la primera causa de muerte del pasado año 2021, fue el aborto: cerca de 43 millones de niños y niñas fueron abortados.

Hoy quienes debieran luchar por los derechos humanos, quieren que el aborto se decrete como un derecho humano.

Es una libertad arbitraria que se quiere imponer ante la sociedad, para hacer ver el aborto como como algo que pertenece a la naturaleza humana y como algo digno y necesario.

El principal atentado contra la paz de este mundo es el aborto.

Porque el primer derecho del ser humano es la vida, y el aborto atenta contra la vida del hombre no nacido, indefenso, alguien que puede venir a este mundo con un propósito desconocido por el hombre.

Como quiera que lo veamos es un vil asesinato.

Un embarazo es una bendición de Dios.

Troncharlo, evitar, o no dejarlo nacer, atenta contra el dador de la vida en su mandamiento de "NO MATARÁS", el Dios creador del mundo y todas las cosas que en el hay, todo lo que vive y existe.

Con tecnología de Blogger.