Soni y Alí: ambos ayudaron a disolver un mito

 

Bartolo Soni golpea a un rival

Por Roosevelt Comarazamy / El Nacional

DOMINGO, 10 ENERO, 2021: ¿Qué tienen en común Muhammad Alí y Bartolo Soni además de haber sido ambos boxeadores del peso completo? ¿Cuál fue el punto coincidente en las carreras del legendario pugilista nativo de Louisville, Kentucky y el que vio la luz por primera vez en el Ingenio Quisqueya de San Pedro de Macorís?

El tema ha cobrado actualidad por el hecho de que Bartolo es el hermano mayor de Margarita, la madre de Raquel Arbaje Soni, esposa del presidente Luis Abinader y por ende la Primera Dama de la República Dominicana, quien siente un particular orgullo por el hecho de que su tío fue el primer pugilista criollo de los denominados “heavyweight”.

He aquí el punto convergente en las carreras de Soni y Alí:


Cassius Clay

El 8 de abril de 1960, en una pelea transmitida en televisión nacional, Bartolo echó por el suelo la portentosa cadena invicta tejida por LaMar Clark de 42 nocauts en forma consecutiva, al vencerlo por la vía del sueño en el noveno asalto de su combate pautado a 10 vueltas en el Gimnasio de la Escuela Secundaria Weber de Ogden, Utah.

Y un año después, el 19 de abril de 1961, en su sexta pelea como profesional, un joven que entonces todavía se llamaba Cassius Clay puso fin a la carrera de Clark al derrotarlo por la vía del cloroformo en el segundo round de una pelea a ocho asaltos que tuvo lugar en el Freedom Hall de Louisville.

Las dos peleas


El dominicano Bartolo Soni

Clark subió al ring a “comer con su dama” teniendo en su palmarés la proeza de sus nocauts al hilo que incluyeron seis en una misma noche contra rivales debutantes. Y el primer asalto fue escenario de una brutal embestida por el norteamericano quien llevó a Soni contra las cuerdas tirando golpes a diestra y siniestra. Qué Bartolo no cayera fue descrito como “increíble” por un testigo presencial de aquel combate.

Poco a poco, sin embargo, el quisqueyano se repuso hasta que en el noveno asalto coronó su rebase con un derechazo a los 2:02 minutos que anestesió a Clark por la cuenta de 10.

En su siguiente pelea, Clark fue noqueado técnicamente por Pete Rademacher, el campeón olímpico de los pesados en Melbourse 1956, y luego tumbó a Chuck Wilburn en 10 vueltas antes de medirse a Clay, el medallista de oro de los semipesados en Roma 1960.

El de Louisville no tuvo compasión, y extendió su invicto en seis presentaciones al quebrarle la nariz a Clark para enviarlo inerte al entarimado transcurridos 1:27 minutos del segundo asalto. Fue parte del vertiginoso ascenso de Clay y la despedida definitiva de LaMar.

UN APUNTE

La carrera
de Bartolo

Sus primeras 10 peleas fueron en St. Nicholas Arena en Manhattan, New York, desde donde saltó a un combate al legendario Yankee Stadium en el Bronx. Cuatro de sus últimas siete tuvieron como escenario esa catedral del boxeo llamada Madison Square Garden y se retiró perdiendo en St. Nicholas ante Harold Simmons el 21 de noviembre de 1960. Soni, quien reside actualmente en Los Ángeles, abandonó el deporte de los puños enguantados, las narices chatas y las coliflores con una marca profesional de 13 triunfos, 4 derrotas y 1 empate. En sus 18 combates peleó 81 rounds y noqueó al 50 por ciento de quienes le enfrentaron.


Con tecnología de Blogger.