Esquivemos el covid-19

 

 POr José  Antonio Matos Peña


EN NEYBA, Lunes, 21 Diciembre, 2020: En nuestra condición de simple ciudadano, preocupado por la suerte de nuestros semejantes, me permito hacer uso de este importante medio de comunicación para hacer la invocación a la prudencia, la precaución o cualquier medio de tratar de evitar los puntos de inflexiones de la contaminación. Los conocemos, y se mencionan a diario en los medios, tanto escritos como radiales, televisivos y de interacción social.

La temporada que nos asiste, la navidad 2020-2021, es probablemente la más peligrosa y riesgosa de nuestra existencia, se trata de una pandemia Covid-19, de importante tasa de mortalidad, y de alta tasa de contaminación, denuncias de rebrotes (término que no nos convencen, principalmente por la calidad de la toma de muestras), ésta última observación es concerniente al criterio. La mayor posibilidad de esquivar la contaminación depende de nosotros mismos, cómo?, primero, reduciendo nuestra circulación social, eventos, fiestas, visitas y demás actividades, hay que reducirlas a su mínima expresión; los viajes al interior del país, como esparcimiento navideño, al exterior y viceversa, tienen que ser suspendido, al menos esta navidad, mientras la ciencia del mundo de respuestas creíbles al fenómeno Covid-19, máxime que hoy, surge la noticia en Europa sobre un supuesto nuevo clon del virus que pudiera significar al menos, una mayor velocidad de contagio, nos tiene que modificar la conducta en el diario vivir.

El escenario mundial que vivimos, es similar a un estado de guerra y como tal, nos debemos comportar ya que entre otros factores, si ahorramos contagio, no contribuimos a la suficiente respuesta clínica que el sector salud pueda sostener , pasadas las presentes navidades.

La fórmulas que debemos practicar son: no vacacionar, no viajar, no concentrarnos o aglomerarnos, visitar lo menos posible, guardar distancias, usar el saludo aéreo (sin contacto), guardar la prudente distancia, cero promiscuidad, uso de mascarillas, alcohol u otros desinfectantes, y sobre todo, saber que nuestra célula social es la familia, por tanto, en ellas saber que de nada sirve que la mayoría guarde las medidas, y una sola persona no, pudiendo ser esta excepción, el vector que lo introduzca en la misma.

A pesar de que en principio de estas letras, advertimos hacerlas en término personal, admitimos que las sentimos como presidente de la Red Adeldom, Adelbaho, la asociación de camioneros de Bahoruco, Ascaba, etcétera, deseando que influencien en cada dominicano, sirviéndole de positiva reflexión.

Con tecnología de Blogger.