Laguna de Cabral


Recurso hídrico de invaluable utilidad regional, centro de acopio de aguas dulces, considerada la más importante de contenido no salino, otrora fuente inagotable de proteínas (este, aporta cerca del 20% de proteínas); de presencia temporal y permanente de aves, anfibios, peces y plantas de abundante diversidad; los patos de la Florida, y de demás puntos de partidas se hacían presentes cuando el invierno recrudece y sus hábitat se convertían en hielos.

Fuente de sobrevivencia de las poblaciones de su derredor, llámese, Cachón, la Lista, Peñón, Cabral, Cristóbal y varios más, siempre de su entorno, las Tilapias, Guabinos y tremendos Peces Sábalos, de los cuales en historietas de décadas pasadas, cuyos pesos alcanzaban las doscientas cincuenta libras, las Hicoteas, siempre han estado ó estuvieron presentes en abundancia..

Conocimos la Laguna de Cabral ó Rincón como fuente inagotable de vida para toda la zona o sub-región, el pregón de las mujeres de Cabral “Tilapia, Tilapia”, retumba en nuestros oídos como añoranzas de la población, estuvieron presentes en anuncios nacionales de televisión.

La falta de políticas de conservación, en sentido general, malos manejos de las escorrentías que la impactan, la desproporción del balance entrada-salida, son ente otros, la causa de su estado actual, estimado en un i% (espejo de aguas) de su mejor estado en las últimas décadas.

La falta de derivación de aguas del Yaque del Sur, por Canoa, trayendo grandes escorrentías de aguas y fangos acumulados en la Presa de Sabana Yegua, más los desprendimientos en su cuenca media y baja, sellaron su fondo, al igual que el del lago Enriquillo, de este barro, con el cual minó la posibilidad de vida en sus fondos y su carácter refractario contribuye con la enorme evaporación a que han sido sometidos por la alta incidencia de los rayos solares.

Nos resta, como población inteligente, rogar al altísimo la llegada de lluvias sostenidas y moderadas, a fin de que sus arcas vuelvan a la normalidad, que las

comunidades y los gobiernos, tanto central, como locales aprendamos la lección para su conservación.

Finalmente, por su alto costo y deficiente posibilidad, no podemos dejar de referir lo ideal, que sería su dragado y remoción de sedimento del fondo de la laguna Rincón, dándole utilidad, incluso como aluvión, repetimos, ideal, solución ofrecida por el presidente actual de la República, han transcurrido más de dos años.

POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

NEIBA PROVINCIA BAHORUCO, REPUBLICA DOMINICANA.

29 DE JULIO 2020.


Con tecnología de Blogger.