61 años después de la Expedición Armada de la Raza Inmortal

 
Almomento.net

EN SANTO DOMINGO, Viernes, 12 Junio, 2020: ´´A pelear dominicanos/ el tirano tiembla ya/ libertad, libertad/ A vencer o morir/ Rebeldes a pelea, a pelear/”. Son las primeras estrofas del himno del Movimiento de Liberación Dominicana (MLD) con las que el comandante supremo de la expedición armada del 14 de junio de 1959, Enrique Jiménez Moya, acostumbraba a animar las tropas del Ejército de Liberación Dominicana (ELD), bajo su mando, durante los entrenamientos en el campamento de Mil Cumbres, del oriente de Cuba.

Como se había previsto, en esa fecha memorable, 56 soldados de la libertad, “llenos de patriotismo y enamorados de un puro ideal´, abordaron un avión bimotor pintado con las insignias de la Aviación Militar Dominicana (AMD), aterrizando, con el atardecer, en el Aeropuerto Militar de Constanza.

La aeronave, capitaneada por el experimentado piloto venezolano Julio César Rodríguez y el co piloto cubano Oeste Acosta, no tuvo un aterrizaje deseado, pues al tocar tierra la escalera de escape se desprendió teniendo sus ocupantes que lanzarse de manera precipitada a tierra, con el agravante de ser recibidos a tiros por una patrulla militar del Ejército trujillista, que se percató que se trataba de un avión y soldados desconocidos. .

Tras repeler el ataque, el grueso de los expedicionarios logró vencer la escaramuza retornando así el avión. Ya en las montañas, uno de los combatientes se percata de la pérdida de su mochila, en la que estaba el mapa de operaciones militares de las guerrillas. Craso error que permitió a las tropas regulares del ejército trujillista conocer las principales coordenadas operativas del alto mando guerrillero.

Cae Jiménez Moya 

Enrique Augusto Jiménez Moya

El 15 de junio el gobierno, informado de lo ocurrido, lanza una bestial ofensiva por aire, mar y tierra en la que participan más de 3000 soldados contra 54 combatientes divididos en dos grupos: uno bajo el mando de Jiménez Moya y el otro dirigido por el subcomandante de la expedición Delio Gómez Ochoa (cubano).

Entendidos en la táctica guerrillera todavía no comprenden cómo dos veteranos de la Sierra Maestra, (Ochoa y Moya) cometieron el error de dividir el grueso de las tropas en dos grupos. Entienden que lo que procedía era crear varias columnas o frentes guerrilleros evadiendo, en los primeros días, enfrentamientos con el enemigo para ganar tiempo, a la espera de la llegada del grueso de las tropas que desembarcaría en dos navios por las playas de Maimón y Estero Hondo con más de 148 soldados de la libertad.

Fue bajo estas premisas  que el 16 de junio se produce el primer enfrentamiento de Jiménez Moya y sus hombres con el ejército regular al servicio de la dictadura.

El periodista Juan Delancer, en su obra “14 de Junio de 1959, el Desembarco de la Gloria” relata el hecho de la siguiente manera:   “Jiménez Moya marchaba con su tropa en dirección a la loma Mañanquises, de Tireo, lugar donde perdió contacto con su ejército de 32 hombres y tras librar un combate, en la Guanica, donde salió ileso, se dirigió exhausto a La Auyama, El Río, siendo atrapado por campesinos que lo entregaron  a la guardia trujillista, fusilándolo al instante y enviando su cadáver a la Base Aérea de San Isidro. Otra versión da cuenta que Jiménez Moya y su lugarteniente Gustavo Patiño fueron delatado por un lugareño quien informó a la guardia su ubicación. Luego de ser apresado y atado por un grupo de campesinos estos procedieron a entregárselo al ejército regular quien lo fusiló al instante, trasladando sus restos a la Base Aérea de San isidro”.

La muerte del comandante Jiménez Moya significó un duro golpe para la expedición guerrillera. La misma fue anunciada por los medios radiales y televisivos de la dictadura que, mediante boletines leídos por sus mejores voces, repetían la ´´hazaña´,´ subrayando su muerte. Al tiempo de denunciar a Fidel Castro, primer ministro de Cuba;  Rómulo Betancourt, presidente de Venezuela; Pepe Figueres, presidente de Costa Rica y Luis Muñoz Marín, gobernador de Puerto Rico, de financiar y apoyar la expedición armada contra su gobierno.

Los sobrevivientes

Padeciendo hambre, sed y cansancio fueron cayendo los demás guerrilleros componentes del grupo que encabezaba Gómez Ochoa, de los cuales sólo sobrevivieron éste, Pablito Mirabal (cubanos), Poncio Pou Saleta, Mayobanex Vargas Vargas, Francisco Medardo Germán y Alfredo Almonte, quien según dice el periodista Estrella Veloz en un artículo publicado en el periódico ´´Hoy´ el   14 de junio del 2014,  fue asesinado por el SIM a los pocos días de lograr su libertad.

Vistos así los acontecimientos que devinieron tras el aterrizaba, el 14 de junio de 1959, de la vanguardia del ELN en la terminal de Constanza,  nos conduce a colegir que la expedición prácticamente estaba diezmada, a los pocos días de su arribo por Constanza, con la triste realidad de que los que llegaron por mar los días 19 y 20 de junio en los navíos Carmen Elisa y la Timina, por   Maimón y Estero Hondo, llegaron cuando prácticamente el grueso de la expedición y su vanguardia en términos prácticos había colapsado.

Lo que sucedió durante esos lúgubres días del 19 y 20 de junio fue una cruel y bestial matanza de hombres a los que solo les interesaba la liberación de su patria.   En Constanza, Maimón y Estero Hondo quedó escrita con sangre de la historia de una generación de jóvenes amantes de la libertad y la justicia social.   Ideal plasmado en el programa de gobierno que implementarían si lograban su fin de decapitar la dictadura y que planteaba en lo político,  social y económico el establecimiento de un gobierno provisional democrático revolucionario que creara las condiciones necesarias para que el pueblo ejerciera sus derechos políticos y sociales, además de incluir la convocatoria de una Asamblea Constituyente, elegida por el sufragio universal, directo y secreto, encargada de elaborar la nueva Constitución. Asimismo, implantaría la reforma agraria, la libertad sindical y campesina, el derecho a huelga, el inicio de una campaña de alfabetización, implantación de un amplio sistema de Seguridad Social entre otras demandas que aún están pendientes de su aplicación.

Episodio Dantesco

Recuerdo que, siendo periodista de El Nuevo Diario, la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo hizo gestiones durante el último gobierno de Balaguer (1986-1990) para que le permitieran la búsqueda en la Base Aérea de San Isidro de varias fosas donde estaban los cadáveres de varios héroes de la expedición. La solicitud fue atendida y se designó una Comisión integrada por familiares, militares, arqueólogos, sobrevivientes de la gesta Etc. para proceder a la búsqueda.  Luego de intensas jornadas de trabajo las fosas fueron localizadas por el general Ramiro Matos quien había combatido a los héroes de junio en su condición de soldado,

Confieso haber visto en los rostros de los familiares y amigos expresiones de llanto, dolor y espanto cuando fueron exhumados los primeros cadáveres, algunos con sus manos amarradas  con alambre de púa, como clara evidencia de que fueron fusilados maniatados. Otros presentaban perforaciones en sus cráneos y otras partes como consecuencia del uso de las bayonetas y los disparos en la nuca.   Una  parte de los restos fueron identificados mientras otros no. Todos hoy reposan en los nichos del Mausoleo construido a sus memorias.

Siguiendo las huellas de los héroes de junio

No hay dudas que somos uno de los pueblos que más sangre ha derramado en sus luchas libertarias desde la conquista de España hasta nuestros días.        Empero, a lo largo de más de 500 años no se han logrado cristalizar las ideas revolucionarias y transformadoras de la sociedad que vivimos y que tanto anhelan las clases y sectores más necesitadas de la nación.

Aunque hemos avanzado, no ha sido lo suficiente para considerarnos hombres y mujeres libres, como lo soñaron nuestros padres libertadores Duarte, Sánchez Mella, Luperón, la Raza Inmortal, Manolo Tavarez Justo, Francisco Alberto Caamaño Deñó, Rafael Tomas Fernández, y los heroicos Palmeros.  Todavía estamos en deuda con ellos y sus legados de libertad, soberanía plena y justicia social, están pendientes.

En este 61 Aniversario de la Gesta Heroica del 14 de junio de 1959, la Fundación Amaury Germán Aristy depositará una ofrenda en honor a la Raza Inmortal en el Mausoleo erigido a su memoria, a partir de las 8:00 cumpliendo así con el protocolo estableció por la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo, en estos tiempos  de pandemia. ¡Prohido olvidar!

Por Josè Bujosa Mieses
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.
Con tecnología de Blogger.