NO RETROCEDER


 Lo que se ha hecho o dejado de hacer para prevenir y contener la propagación del coronavirus resulta irrelevante ante la ingente tarea pendiente para vencer la pandemia, restablecer la economía y convivir con la nueva realidad pos-covid-19.

 Sin importar el lugar que se coloque a República Dominicana en la tabla de posiciones sobre éxitos o de reveses en tan cruenta guerra sanitaria, Gobierno y población están obligados a avanzar consistentemente y por ningún motivo retroceder.

  En ese contexto resultan válidas y legitimas las preocupaciones que afloran por el evidente relajamiento que manifiesta un amplio segmento de la ciudadanía ante las medidas de confinamiento y aislamiento social impuestas por las autoridades como primera línea de defensa ante el coronavirus.

  El toque de queda que rige desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana se respeta más por fuerza que por conciencia, como lo demuestra la cifra de 55 mil detenidos por violarlo, lo que indica que una cantidad mucho mayor de ciudadanos no observa esa disposición.

  juicio aconseja no mudar un paso en falso o sin la debida certidumbre de que no se produciría un retroceso en los esfuerzos de contención de la pandemia.

 La espiral ascendente de la covid-19 apenas comienza en la mayoría de las naciones de América Latina, donde algunos gobiernos, como el de Brasil, pretenden negar la prevalencia del virus y apuestan a la rápida reapertura de la economía, lo que ha colocado a ese país como el nuevo epicentro mundial del coronavirus.

 Mezclar la covid-19 con delirante política proselitista sería poco menos que fatal para el propósito colectivo de superar aquí un flagelo sanitario que convulsiona al mundo y que cambiará por siempre el modo de vida y de convivencia del género humano.

 En la lucha contra la pandemia no hay espacio para administrar disidencia ni sacar provecho político a éxitos o pifias; en esta hora de los hornos, se requiere de unidad, justa distribución de sacrificios, debida obediencia a la exhortación al confinamiento, aislamiento social, uso de mascarillas y aseo frecuente de las manos.

Caricatura / El Nacional
SÀBADO, 09 MAYO, 2020.
Con tecnología de Blogger.