La Vida Nos Junta y El Tiempo Nos Separa

 

Por Luis Matos

Cuando hacemos ciertas reflexiones, concluimos que sí tenemos tiempo para de la vida servirnos, sin tener que humillar a nadie.

 El sendero que hemos cruzado por la vida nos permite generar las ilusiones mentales que nos hemos creado y que se desvanecen en el tiempo por faltas de oportunidades y otras muchas variables muy comunes. Esa es la realidad.  Muchas veces nos creemos intocables y ese falso concepto nos cobra la soberbia que exhibimos todo el tiempo.

 Al despertar, día por día, me siento complacido y dispuesto a colaborar en la protección de los que habitamos en nuestro territorio, sin diferenciar entre los pudientes y los más necesitados entendiendo que son eventos momentáneos y que más adelante el tiempo nos lo aclara.

Debemos sentir temor por los que somos, jamás por los que fuimos. El despertar nos marca otra hora para vivir y seguir ayudando en la protección de todos los que, e una manera o de otra,  nos acompañan en este tiempo.

 El que sirve de vocación, jamás recompensa espera; más que poder siempre ayudar. Parece que no aparecen esas cualidades en muchos de los hombres barahoneros que hoy solo se preguntan cuánto me van a pagar, inducido por un sistema social que conduce a lo destructivo.

Una de mis preguntas, llenas de incógnitas es: ¿Eres mejor por poseer riqueza, o posees riquezas porque eres mejor? En verdad, no encuentro una repuesta a esta incógnita de la vida, pero fuera del alcance de mi entendimiento, acepto la vida como es sin variarla en lo más absoluto ya que es obra de nuestro creador y solo Él tiene la suma inteligencia y los motivos por lo que fuimos creados a su imagen y semejanza.

La vida a tantos nos junta, y la implacable realidad del tiempo nos separa sin piedad.

Viviendo esta realidad dentro de mis amigos plegaria de humildad servir a todos en hecho real sin protagonizar un gesto de amor.

El Biran NY

Con tecnología de Blogger.