OMS no recomienda uso de mascarillas de tela para reducir propagación del COVID-19


Aclara que una mascarilla no proporciona por sí sola suficiente protección y deben tomarse otras precauciones igualmente importantes

SÀBADO 28 MRZO, 2020: En esta imagen, tomada el 22 de marzo de 2020 y proporcionada por Christina Hunter, Briana Danyele cose mascarillas de tela con el lema '¡Podemos con esto!' en el salón de la casa de su madre en Greer, Carolina del Sur, para enviárselas a trabajadores sanitarios. (CHRISTINA HUNTER VÍA AP)

El uso de una mascarilla clínica es una de las medidas profilácticas para limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias, entre ellas la infección por el nuevo coronavirus COVID-19.

Se ha visto cómo las personas, producto de la escasez de este artículo, han improvisado creando sus propias mascarillas. Sin embargo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mascarillas de tela (por ejemplo, de gasa o de algodón) no se recomiendan en ninguna circunstancia.

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, Beatriz Novoa García, aclara que este tipo de mascarillas no protegen contra el coronavirus, pero que sería una forma de dejar libres las mascarillas quirúrgica para el personal de salud.

Agrega, en una publicación hecha por el periódico español El Mundo, que el virus se va a colar por el material del cual están hechas ese tipo de mascarillas. Las mascarillas solo tienen un efecto placebo porque hacen que las personas se sientan más protegidas.

La OMS especifica que una mascarilla clínica no proporciona por sí sola suficiente protección y deben tomarse otras precauciones igualmente importantes.

La mascarilla se debe combinar con una buena higiene de las manos y otras medidas de prevención y control de las infecciones para evitar la transmisión del COVID-19.

Manejo de las mascarillas

Si se usa una mascarilla, es fundamental utilizarla y desecharla correctamente para que sea eficaz y para evitar que aumente el riesgo de transmisión asociado con el uso y la eliminación incorrectos.

La información que figura a continuación sobre el uso correcto de las mascarillas se basa en las prácticas aplicadas en centros de salud:

- Colocarse la mascarilla minuciosamente para que cubra la boca y la nariz y anudarla firmemente para que no haya espacios de separación con la cara;

- No tocarla mientras se lleve puesta;

- Quitársela con la técnica correcta (desanudándola en la nuca sin tocar su parte frontal);

- Después de quitarse o tocar inadvertidamente una mascarilla usada, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica, o con agua y jabón si están visiblemente sucias;

- En cuanto la mascarilla esté húmeda, sustituirla por otra limpia y seca;

- No reutilizar las mascarillas de un solo uso;

- Desechar inmediatamente las mascarillas de un solo uso una vez utilizadas.

Diario Libre
Con tecnología de Blogger.