Mujer mata a su propia madre y luego, delante de un amigo, saca la cabeza decapitada de una bolsa y la besa

 Odessa Carey, la asesina y su madre, la víctima.

El resto del cuerpo de Odessa Carey, de 73 años, fue encontrado en una cama de su casa

EN REINO UNIDO, Sàbado 07 Marzo, 2020: La policía encontró el cadáver de Odessa Carey, de 73 años, en una cama de su casa, vestido con un top con el personaje Olaf de la película Frozen, pero faltaba la cabeza y el cuello.

Sospecharon inmediatamente de su hija, Odessa Tammy Carey, pero faltaban pruebas.

La autopsia determinó que la causó de la muerte eran los golpes y de hecho en el domicilio de Ashington, en la británica Northumberland, encontraron muchas cosas.

En el baño de la casa había un recipiente de plástico con sangre y tejido cerebral, y todo indicaba que a la señora Carey la habían abierto en canal, cortándole hasta la barriga.

Lo que no sabían, en abril cuando ocurrió el caso pero se ha descubierto en el juicio, es la hija de Carey, tras decapitar a la señora, metió la cabeza en una bolsa y fue a esconderla en un armario, debajo del fregadero en la casa de una amiga.

Carey Jr, de 36 años, está demasiado trastornada para ser juzgada por asesinato, por lo que solo se ha pedido al jurado que decidan sólo sobre los hechos.

Y estos son estremecedores.

El fiscal Nicholas Lumley QC explicó a la corte:

«El 8 de abril de 2019, oficiales de la policía de Northumbria fueron a Ashington. En la cama, en su propia casa, yacía el cuerpo de Odessa Carey. O la mayor parte. Le faltaba la cabeza.

Y su abdomen, su barriga, se había abierto. En el baño, en un recipiente de plástico, había sangre y tejido cerebral. Y algunos implementos: un gran par de tijeras, cuchillos y un mazo ”.

El jurado escuchó que la policía fue casi de inmediato a una casa en Guide Post, Northumberland, donde Carey Jr se había quedado con un amigo en ocasiones.

“Odessa Tammy Carey se escondía en el desván. En el bolsillo de un top que llevaba puesto estaban las llaves de la casa de su madre y la llave del scooter de movilidad de su madre».

«En un armario debajo del fregadero, la policía encontró una cabeza humana, en una funda de almohada, en una toalla, dentro de una bolsa de viaje».

Interrogaron a Mister Lumley, un amigo de la familia, y este les dijo que había visto llegar a Odessa Tammy Carey con sangre en sus manos y brazos y que se limpió, ante sus ojos.

“Lleva la bolsa y delante de mi sacó de ella una cabeza humana y la besó».

La Sra. Carey estaba muy enferma, sufría de artritis y usaba bastones y un scooter de movilidad.

“El examen de su cuerpo, su cabeza y su cerebro, mostró que había sido golpeada brutalmente».

Fuente: Periodista Digital
Con tecnología de Blogger.