Arroja aceite hirviendo sobre el rostro de su pareja mientras dormía, la deja ciega y sin poder hablar

 

La joven permanece internada en el hospital Muhammad Khamis de Marruecos donde los médicos le han practicado tres operaciones, que incluyen injertos de piel y cirugía ocular.

EN MARRUECOS, Domingo 02 Febrero, 2020: Una mujer quedó con el rostro totalmente desfigurado luego que su esposo le rociara aceite hirviendo mientras dormía. La joven de origen marroquí tiene graves quemaduras en la cabeza, el pecho. Además, la grasa caliente ha ocasionado que quede ciega y sin poder hablar.

El hecho se registró en diciembre cuando la pareja de la joven cuyo nombre quedó en reserva, esperó hasta las horas de la madrugada para que su mujer se durmiera y aprovechara el instante para rociarle el líquido caliente.

La víctima fue trasladada al hospital Muhammad Khamis en Meknes, Maruecos, en condición crítica, donde los médicos le realizaron varios injertos de piel.


La víctima de violencia doméstica se encuentra recuperándose en el centro de salud. JustGiving, una fundación recaudadora de fondos para mujeres maltratadas, pidió a las personas apoyo para cubrir los gastos por el tratamiento médico.

"Nuestro corazón está lleno de tristeza mientras escribimos esto. Una querida hermana y amiga ha sido atacada violentamente y necesita nuestra ayuda. Estamos recaudando fondos urgentemente para pagar su tratamiento médico debido que la atención en Marruecos es muy cara” se lee un mensaje en su página web.

Los miembros de la fundación señalan que el dinero también se destinará a pagar la medicación diaria esencial de la víctima, que cuesta alrededor de 37 libras esterlinas por día (49 dólares americanos).

Se conoció que la joven trabajaba como personal de limpieza, por lo que no tendría los recursos económicos para cubrir los gastos de su recuperación.

Anisa originaria de Newcastle, Inglaterra, afirmó que vivió en Marruecos tres años y que la agredida era su empleada. La madre británica dijo: “La quiero mucho. Estaba en mi casa cinco días a la semana y era parte de nuestra familia. Ella ahora está irreconocible a pesar de las curaciones médicas”.

Anisa agregó que su trabajadora ha tenido tres operaciones, que incluyen injertos de piel y cirugía ocular. “Le quitaron la piel de los muslos y se la aplicaron a la cara. No hay atención médica pública en Marruecos. Por lo tanto, todo cuesta, y no es barato, por lo que ella necesitaba mucho nuestro apoyo”.

El esposo de la víctima fue arrestado de inmediato por el ataque y todavía está bajo custodia en espera de sentencia. La mujer es madre de dos adolescentes.

Según estudios de la ONU, el 70 por ciento de las mujeres han experimentado violencia física o sexual por parte de su pareja en su vida.

Fuente: La Repùblica
Con tecnología de Blogger.