Vertedero es una amenaza para la bahía de Neiba en Barahona

 La basura está a menos de 10 metros de las cristalinas aguas


EN BARAHONA,  (Repùblica Dominicana), Lunes 16 Diciembre, 2019: La Bahía de Neiba, una perla hidrográfica de la costa de Barahona y la más importante de toda la región Sur, podría convertirse en un estanque de agua contaminada, sin vida marítima y con un impacto sin precedente en el medio ambiente si se continúa depositando residuos sólidos en sus proximidades.

A menos de 10 metros de la costa, montañas de residuos sólidos se forman con el depósito de camiones... Desde la corta distancia y solo separado por bayahonda se escuchan las olas luchando constantemente contra los depredadores, devolviendo a las empedradas orillas, plásticos, madera y otros materiales no compatibles.

El sonido violento del vaivén de las olas contra las rocas parecen ser un grito, un llamado una alerta ante la amenaza de dañar lo que a la naturaleza le ha costado miles de años construir. Al fondo, la loma casi virgen de El Curro limita la bahía y, hasta donde alcanza la vista, se aprecia otra realidad, las aguas cristalinas contrastan con el verdor de la montaña dibujando un paisaje en el que la actividad humana está ausente.
El origen del problema

Desde que en 2008 se elevó el sector Villa Central, antiguo Batey Central a Distrito Municipal a Distrito Municipal comenzaron los problemas de contaminación, pues se habilitó un terreno próximo a la bahía para depositar los residuos producidos por los más de 30,000 habitantes de la zona.

Era un terreno parte del ingenio Barahona, hoy Consorcio Azucarero Central, y en la actualidad los rieles de los vagones que llevan la caña al ingenio dividen en dos el basurero improvisado, que se extiende a todas las direcciones.

El director del distrito municipal, Henry Abraham James, admite que depositan los residuos sólidos de Villa Central en el lugar, pero aclara que también lo hace la sindicatura de Barahona, de la zona franca, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el Ejército de la República Dominicana y del ingenio y la empresa energética Ege Haina.

Los lixiados son arrastrados al mar cuando llueve.

Está de acuerdo con que el botadero sea eliminado porque afecta la bahía, pero afirma que no puede hacerlo solo, que se requiere del concurso de otras instituciones y del gobierno central. Mencionó el caso del ingenio, al que en varias ocasiones ha solicitado tractores, camiones y tractores parta limpiar el lugar, pero nunca les responden.

y “Soy de la gente que dice que ese vertedero hay que sacarlo de ahí de donde está, porque es un foco de contaminación 100%, yo creo que ese vertedero, lo más rápido posible, tenemos que moverlo a otro sitio porque afecta la bahía de Neiba y todo ese desperdicio que se echa ahí, cuando llueve va todo al mar”, afirma.

Planteó reciclar los residuos para que la basura no llegue hasta las aguas de la bahía, la que considera una belleza y por donde se planea construirla Circunvalación de Barahona que permitirá a los lugares y visitantes disfrutar de un paisaje hermoso.

En el lugar los animales “se alimentan” de residuos sólidos.

El problema no es solo la basura, sino además, los lixiviados que van a parar directamente al mar. Los primeros metros de las aguas de la costa se observan contaminada, de color marrón oscuro debido a que en el fondo reposan diversos tipos de desperdicios que son arrestados cuando llueve.

Charcos de agua putrefactas se forman en los alrededores de los montones de basura y como asegura que el buzo Cristian Cuevas Carrasco, cada vez que llueve el área de depósito de la basura se llena de agua y esa basura con los líquidos son arrastrados por una cañada que desemboca en el mar.

Conoce el problema porque todos los días acude al lugar a “bucear” entre la basura en busca de cobre, hierro, aluminio y otros metales que reciclas para vender y mantener a sus tres hijos, porque alega que no tiene empleo.

“Las autoridades de Medio Ambiente no hace nada, a esa gente no le interesa el ambiente y esa basura afecta mucho al mar, a veces cuando llueve, esto se llena de agua y esas aguas sucias se va al mar porque por ahí hay una cañada, el mar se pone negro a veces y hasta los pescados los tira hacia afuera por la contaminación”, afirma.

El casi indigente hombre de 29 años, demuestra con sus palabras que tiene conciencia de la problemática y que le preocupa el futuro de la bahía.

Ernesto Pérez, es el director provincial del Ministerio de Medio Ambiente y para él ese vertedero está clausurado, no se explica cómo es que se sigue depositado residuo sólido en el lugar. Asegura que a las autoridades municipales se le envió una comunicación en la que se le explica que no deben seguir depositando residuos en ese lugar.

Al ser consultado vía telefónica el funcionario de Medio Ambiente explicó que como se instruyó para que los residuos de Villa Central fueran depositados en el vertedero municipal ubicado entre la comunidad Palo Alto y Jaquimeyes, en la zona cañera.

“Usted puede estar seguro de que tendrán sanción, lo hacen eso es de manera irresponsables, ese vertedero esta eliminado, eso tiene un mes y medio, yo soy nuevo en la institución y ese fue el primer caso que nosotros resolvimos”, aseguró.

Aunque muchos barahoneros ni cuenta se han dado del problema, otros muestran su preocupación para salvar la bahía de la contaminación y se haga realidad la afirmación del presidente Danilo Medina de que ¡llegó la hora del Sur!

Por Adalberto de la Rosa / Diario Libre

Con tecnología de Blogger.