Paralizan tránsito en Haina en protesta por explosión de caldera en planta de baterías

 Comunitarios exigen Medio Ambiente cumpla sentencia del TSA del 12 de julio que ordena el cierre de la recicladora de baterías de VERI


EN HAINA, Mièrcoles 30 Octubre, 2019:  Moradores del municipio de Haina se tiraron hoy miércoles a las calles y cerraron un tramo de la Av. José Francisco Peña Gómez (antigua Refinería), en demanda de que se cierre la recicladora de baterías Verde Eco Reciclaje Industrial (VERI), cuya caldera explotó el pasado jueves lanzando gases contaminados en las inmediaciones.

Los habitantes demandan que Medio Ambiente cumpla el cierre dispuesto por el Tribunal Superior Administrativo (TSA) mediante sentencia el pasado 12 julio que ordena el cierre provisional de la planta de reciclaje de baterías usadas Verde Eco Reciclaje Industrial (VERI) que opera en Haina, hasta tanto VERI adecúe sus operaciones para cumplir los parámetros que dispone la normativa ambiental vigente.

Las organizaciones comunitarias Consejo para el Desarrollo Integral de Haina (CODINHA), la Coordinadora de Juntas de Vecinos Santiago Castro, la Asociación de Amas de Casa de Haina y el  Centro de Orientación y Protección al Consumo de la Energía, Agua y Ambiente (COPCEEA), se apostaron frente a las instalaciones de la empresa VERI, Verde Ecoreciclaje Industrial, portando pancartas y gritando consignas alusivas a la contaminación por plomo.

Fausto Senford, presidente de la Coordinadora de Juntas de Vecinos Santiago Castro, hablando a nombre de las organizaciones, hizo un llamado al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales para que cumpla con lo que ordenó el Tribunal.

“Es una empresa que opera sin regulación, sin los cuidados debidos. El jueves les explotó una caldera y nosotros los comunitarios tenemos que respirar ese aire contaminado con plomo. Nuestros niños están siendo afectados y aquí nadie nos hace caso ni nos explica nada” sostuvo.

“Es una vergüenza que en este país un tribunal ordena una acción y nadie se siente en la obligación de cumplirla, ni Medio Ambiente, ni Salud Pública, ni los Ministros” afirmó.

El dirigente comunitario advirtió que de no ejecutarse la sentencia tal como está prevista la comunidad se mantendrá movilizada.  Recordó que esta planta, fue la misma que fue clausurada por generar una situación de contaminación en la comunidad de Paraíso de Dios, que conllevó a que Haina se le haya ubicado en el tercer lugar, de las diez comunidades más contaminadas del mundo.

La sentencia ordena al Ministerio de Salud Pública evaluar los daños ocasionados a los residentes en el entorno de las instalaciones de Verde Eco Reciclaje Industrial (VERI) y hace responsable al Ministerio de Medio Ambiente del fiel cumplimiento de la sentencia. Además, fija un astreinte de 10 mil pesos diarios en beneficio de los accionantes por cada día transcurrido sin proceder al cierre provisional, que se contarán a partir de los 30 días de la notificación de la sentencia.

Al lugar se presentó un contingente policial para controlar a los manifestantes.

El Caribe
Con tecnología de Blogger.