Mandan cura a prisión por abuso sexual a una niña de tres años en SC

  El sacerdote pidió perdón por el incidente y ofreció apoyo a la familia de la víctima


EN SAN CRISTÓBAL, Viernes 11 Octubre 2019: Previo a que se produjera el envió a prisión preventiva por tres meses a fray Aleycer Vivas Ortiz, procesado por presunta agresión sexual contra una niña de tres años y 11 meses que estudiaba en la Escuela parroquial Santa Rita en San Cristóbal, donde era director general, la Orden de los Agustinos Recolectos, a que pertenece, pidió perdón por el incidente y ofreció apoyo a la familia de la víctima.

“Pedimos perdón a la familia, a la comunidad educativa, a la sociedad y a la iglesia de San Cristóbal. En la medida que la justicia nos lo permita, estamos abiertos a acompañar y apoyar a la familia en todo lo que nos sea posible”, dice un párrafo de un comunicado emitido por la orden en el que informa que hacen una investigación al respecto y lo suspendieron de su ministerio sacerdotal y como director de la escuela.

Este miércoles el Tribunal de Atención Permanente de San Cristóbal dictó tres meses de prisión preventiva contra el sacerdote colombiano fray Aleycer Vivas Ortiz, acusado de agresión sexual contra una niña de tres años y 11 meses que estudia en la Escuela Parroquial Santa Rita, que él dirigía desde febrero pasado, a ser cumplidos en la cárcel de Najayo.

De acuerdo al abogado de los padres de la menor, Rudy Polanco, el tribunal valoró las evidencias presentadas por el Ministerio Público y los testimonios de los familiares de la víctima.

En tanto, Salvador Potentini, abogado del sacerdote, calificó la decisión como un abuso y dice fue adoptada por presión, alegando que el tribunal se negó a ver las entrevistas en la cámara Gesell que se le hicieron a la menor.

Durante la audiencia, decenas de personas se apostaron en los pasillos del Palacio de Justicia y en las afueras de este y se confundían entre los que apoyaban al sacerdote y los que lo acusaban.

Al salir del tribunal, Vivas Ortiz permaneció todo el tiempo con la cabeza abajo y cubriéndose con las custodias que lo trasladaban.

Según las imputaciones que pesan en su contra, este cometía los supuestos abusos en el colegio que dirigía, llevando a la menor a un cuarto oscuro, donde la incitaba a quitarse parte de su ropa y le mostraba sus partes íntimas.

Se recuerda que cuando se dio a conocer la acusación que pesaba contra el religioso el obispo de Baní, monseñor Víctor Masalles hizo público que había dado parte de la situación a las autoridades judiciales y que este había sido suspendido de todo ejercicio sacerdotal.

Fuente: reddenoticias.online
Con tecnología de Blogger.