Fernández vincula incendio en la Junta a alegado fraude en primarias

 Leonel Fernández ha sido tres veces presidente de la República.


EN SANTO DOMINGO, Lunes 14 Octubre, 2019: Luego de ofrecer una explicación detallada sobre su versión de lo ocurrido en la celebración de elecciones primarias abiertas en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), el expresidente Leonel Fernández, afirmó categóricamente que durante la realización del mencionado proceso electoral, en el  nivel presidencial se orquestó “un plan con el deliberado propósito de vulnerar sus resultados y presentar como ganador a quien no obtuvo el respaldo mayoritario del pueblo dominicano”.

En una alocución dirigida al país, a través de una cadena de medios de comunicación, el exmandatario explicó que de acuerdo con informaciones que le fueron suministradas, ese plan “funesto” empezó a materializarse desde el pasado mes de julio, cuando se produjo un incendio en la parte trasera de la sede central de la Junta Central Electoral (JCE).

Expuso que en el lugar funcionaba la Unidad de Inspectoría, la imprenta y tres áreas de soporte de informática que tenían que ver con documentación, redes y soporte técnico.

Dice que incendio en la JCE fue planificado.

De acuerdo a reportes periodísticos al lugar se presentaron unidades del Cuerpo de Bomberos, personal del 911 y del Ministerio de Obras Públicas.

“El motivo del incendio en los almacenes que contenían viejos equipos, según revelan las fuentes, era el de disponer de una excusa para acceder a verificar si los equipos nuevos, los cuales servirían para las elecciones primarias que acaban de efectuarse, habían sufrido daños a causa del siniestro”, dijo Fernández.

Agregó que la intención verdadera de la acción era obtener las llaves criptográficas de la validación de interconexión de los equipos de votación.

“En forma concreta, el acceso a los módems USB, para de esa manera interceptar la información o la data que se transmitiría a la hora del cierre de las mesas de votación”, afirmó.

Indicó que se intentaba capturar la información de los votantes con dos propósitos. En primer lugar el de recibir la información de cierre de las mesas y transmitirla con alternaciones en la data o información; y el segundo, para crear una base de datos de toda la información interceptada, con los nombres y apellidos de los votantes, cédula de identidad y electoral, hora específica en la que ejercieron el sufragio y el recinto donde se produjo la votación.

“Si bien el primer objetivo del plan era el de provocar la alteración de resultados, como hemos dicho, el segundo implicaba la vulneración de las urnas,  en caso de que se produjese un conteo manual de los votos emitidos por las maquinas de votación”, expresó Fernández.

Dice idenficaron hacker de la India

El presidente del PLD insistió en que las aplicaciones del código QR fueron vulneradas en su aspecto interno y externo en su recepción de la data hacia los servidores de la JCE.

Sostuvo que la data fue fragmentada en varias transmisiones en tiempo real, como explicó el ingeniero César Fernández en rueda de prensa.

Como consecuencia de esas acciones de fragmentación de transmisión de la data, el tres veces presidente del país, manifestó que 875 mesas electorales fueron afectadas, lo que representa el 12% de la totalidad de las mesas, que fueron las que finalmente produjeron “el cambio inusual, que no encuentra explicación como acción humana”.

Fernandez sostuvo que de acuerdo a sus fuentes, los autores de las acciones delictivas actuaron varios frentes.

Según explicó, el primero actuó desde un hotel ubicado en la zona turística de Punta Cana, pero que realmente operó desde un punto de la Carretera del Coral, que se pudo ubicar con precisión.

“Ese grupo interceptaba, alteraba y transmitía la información adulterada a la Junta Central Electoral”, dijo.

Expresó que el segundo frente estuvo operando en el cuadrante comprendido ente la avenida Abraham Lincoln y las avenidas Charles Sumner, hacia el norte; y José Amado Soler, hacia el sur. Explicó que desde ese perímetro se registró un desacostumbrado y sospechoso volumen de transmisión de data dirigido hacia los servidores de la Junta Central Electoral, durante domingo 6 de octubre.

Asimismo indicó que un tercer frente funcionó desde una villa de Casa de Campo, en La Romana, bajo la dirección de un reconocido hacker, de nacionalidad india, autor de varios manuales sobre cómo realizar esas prácticas delictivas.

“Conocemos con precisión el lugar exacto desde donde se perpetró este hecho y la identidad precisa de este siniestro personaje, así como de sus socios en la República Dominicana; y estamos dispuestos a revelar sus nombres a quienes vayan a realizar la auditoría técnico forense con acompañamiento de los Estados Unidos, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA), a los fines de que sean investigados, establecer sus responsabilidades y conducidos a la justicia”, dijo Fernández.

Consideró como un error el que el órgano electoral procedió al cómputo final de los votos y a la proclamación de Gonzalo Castillo sin realizar la auditoría forense a los equipos que se había solicitado.

“Esa acción ha creado la impresión de que se quería poner fin, rápidamente, a todo cuestionamiento de lo que aconteció en el proceso electoral del pasado domingo, 6 de octubre”, dijo.

Sobre la no realización de la auditoría técnica al código fuente del software y a los equipos a ser utilizados en el proceso comicial, dijo que de acuerdo con la propia JCE, esto no se hizo porque el Gobierno no aportó los recursos necesarios en el tiempo requerido para hacerlo.

Informe sobre anomalías

Fernández se refirió un informe elaborado por el profesor de la Universidad de Georgetown, Irfan Nooruddin, quien especialista en teoría de probabilidades y estadísticas electorales, que indica que esta fue una elección cerrada en la cual la mayoría de mesas electorales reflejaron un resultado cercano al 50% para cada uno de los candidatos.

Afirmó que el estudio revela que el precandidato opositor recibió más del 65% de los votos de manera predominante en mesas electorales que cerraron después de las 6:30 de la tarde, dos horas y media después de haberse concluido oficialmente el proceso de votación.

Dijo que esas ventajas en esas mesas, que el analista califica como de dominantes, las cuales cerraron a las 6:30pm, fueron las que otorgaron el improbable cambio de tendencia que permitió el resultado final.

De igual manera, señaló que en el informe se hace la observación de que hubo una concentración geográfica en una serie de provincias del sur, donde los recintos electorales cerraron tarde.

“ Entre esas provincias se encuentran las de Pedernales, Independencia, San Juan, Bahoruco, Azua, Barahona y Elías Piña. El informe en cuestión concluye indicando que el cambio brusco de tendencia operado fue inusual, levantando serias dudas sobre la posibilidad de que ese cambio de tendencia ocurriese de manera natural”, dijo.

Manifestó que desde el punto de vista científico, ese tipo de variación de tendencias, con el 90% de los votos computados, resulta altamente cuestionable.

Tanto los profesores especialistas en estadísticas, Irfan Nooruddin y José Lois Malkún coinciden en que lo ocurrido no es posible científicamente.

Genrris Agramonte  |  elCaribe
Con tecnología de Blogger.