Antioxidantes: dieta, salud y enfermedades

 Ismael Batista / Cardiòlogo Internista


Los seres humanos y las otras especie pobladores del planeta tierra, están biológicamente estructurados para vivir en armonía con el ecosistema que preserva la vida. El homo sapiens, por su condición, cuida las otras especies, el entorno vegetal y el ecosistema, el cual está constituido por millones de millones de microrganismo que generan la savia de la vida en la tierra.

En el ecosistema planetario la interacción bidireccional entre las especies y el medio ambiente produce efectos beneficiosos para ambos. El hombre protege la naturaleza y esta aporta todos los elementos esenciales para la vida, al homo sapiens.

Ahora bien, de la variedad de componentes que el mundo circundante aporta a seres humanos están los antioxidantes.

Los antioxidantes, son compuestos químicos que actúan en el ADN y las diferentes partes de las células (unidad estructural básica que componen los tejidos del cuerpo humano) bloqueando los oxidantes, que provocan cambios diversos deletéreos en las mismas acelerando el envejecimiento.

Entre los antioxidantes más conocidos, la Sociedad Española de Dietética y Ciencia de la Alimentación (SEDCA) menciona los siguientes: las vitaminas A, C, E, zinc, selenio. Además, se agregan a la lista los polifenoles como las alfas y los betacarotenos, el licopeno, la luteína, la zeaxantina, las antocianinas, el resveratrol y la curcumina, entre otros.

Es bueno saber, que la familia de los antioxidantes, son esencialmente vitaminas, minerales y otras sustancias relacionadas., los cuales se pueden obtener de las frutas, frutos secos, vegetales, verduras y legumbres.

Y que para conservar sus propiedades de bloqueantes de la oxigenación celular, deben ser ingeridos de preferencia en su presentación natural, puesto que sus contenidos anti oxigenación se aprovechan más que procesándolos. En el caso de brócoli, crudo, al vapor o cocinar poco tiempo se le saca mayor provecho.

Es bueno resaltar  que, una dieta saludable, rica en frutas, vegetales, alimentos integrales, legumbres, pescados, frutos secos; baja en azucares, grasas saturas y en alimentos procesados combinada con ejercicios físicos rutinarios. Es una alimentación antioxidante.

El rol de estos compuestos en la dieta diaria del hombre se fundamenta en sus efectos beneficiosos contra las enfermedades que se relacionan con el stress oxidativo de las células como son algunos canceres, diabetes y patologías cardiovasculares, en la enfermedad neurodegenerativas, ejemplos son la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, complicaciones reumáticas y el envejecimiento.

En un próximo encuentro, hablaremos de las plantas que contienen estos maravillosos nutrientes.


ISMAEL BATISTA--dribatistaf@hotmail.com
Reside en Barahona.
Domingo 13 Octubre, 2019.-
Con tecnología de Blogger.