Madre pide ayuda para comprar prótesis a su hija de tres años

  En la foto se muestra el tamaño actual de la prótesis y el que necesita. (Fuente externa)


La niña necesita una prótesis cabalgante para su pierna derecha cada año, debido a que nació con una deficiencia en el fémur


EN SANTO DOMINGO 19 Septiembre, 2019: Julissa Otaño Mendoza es la madre de Rachel, una niña que hace tres años nació con un acortamiento de su pierna derecha, por la deficiencia del fémur (una dismetría de miembros inferiores), por lo que cada año necesita una prótesis para poder caminar.

Hasta ahora la madre pudo comprar el aparato, porque recibía ayuda de una fundación que ya no opera en el país, por lo que ahora tiene dificultades para adquirirla.

Ella trabaja uñas acrílicas y su pareja en una empresa avícola como picador de pollo. Ambos viven con su hija en el sector Pantoja, perteneciente al municipio Los Alcarrizos, en una casa alquilada al lado de una cañada y rodeada por malezas.

Su situación económica es crítica en este momento, lo que les impide comprar la prótesis, que tiene un costo de RD$69,000 y que deben cambiar, según el proceso de crecimiento de su hija, por lo que decidieron compartir su caso para encontrar la solidaridad de las personas.

Así su caso llegó hasta la Fundación Jompéame, que a su vez lo comunicó a Diario Libre, con la esperanza de encontrar respaldo entre los lectores del medio.

Julissa y su pequeña hija. ( Fuente externa).


“Mi embarazo fue placentero en el sentido que no tuve complicaciones. En ninguna ecografía los médicos me resaltaron nada”, cuenta Julissa.

Cuando dio a luz, mediante cesárea, es que los médicos le cuentan que la bebé nació con la discapacidad, lo que le provocó una crisis de nervios en pleno quirófano, recuerda la madre.

Dice que a partir de ese momento empezó su viacrucis, porque ignoraba a dónde ir para atender a su hija, y ahora para lograr comprarle el aparato ortopédico.

“Actualmente ella (la niña) necesita una prótesis cada año para caminar, ya que es fuerte y con deseos de salir adelante, pero no tenemos los recursos para cada año suplir sus necesidades, ya que no tenemos suficientes ingresos”, comenta.

Contó que ya la niña tiene un año y tres meses con la prótesis, que le queda apretada y que está empezando a cojear, lo que le provoca dolor en el cuerpo y se le está pelando parte de la cadera y el pie.

Quienes deseen contribuir económicamente con la familia pueden hacer sus aportes al número de cuentas 960 0015643 del Banco de Reservas.

Diairo Libre
Con tecnología de Blogger.