LAS SUCESIONES. Efectos de la partición y garantía de los lotes (11 de 15

 
Sobre los efectos de la partición, el Dr. Artagnan Pérez Méndez en su obra Sucesiones y liberalidades explica que, como consecuencia del principio de igualdad que prima en las particiones, los artículos 884 a 886 del Código Civil establecen la garantía de los lotes, obligación recíproca de garantía que tienen los copartícipes de una sucesión, principio que tiene como fundamento mantener la igualdad entre los mismos. De este modo, cada uno de ellos asume la defensa de aquel que es perturbado por un tercero en su posesión.

El artículo 884 establece que los coherederos quedan siendo garantes respectivamente unos para con los otros, solamente de las perturbaciones que procedan de una causa anterior a la partición, no teniendo lugar la garantía si la especie de evicción que se produce se exceptuó por cláusula especial y expresa en la escritura de partición, y cesa si el coheredero la padece por su culpa.

Cada coheredero está personalmente obligado en proporción a la parte que le ha tocado y debe indemnizar a sus coherederos de toda pérdida que le ocasione la evicción, es lo que expresa el artículo 885 y agrega que, si uno de los coherederos se halla insolvente, debe igualmente repartirse la porción a la que estaba obligado ente el mismo que sufrió la evicción y los demás coherederos que estén solventes.

Las personas obligadas a la garantía son todos los herederos, incluyendo a copartícipes, legatarios universales y a título universal, sin importar si han aceptado la sucesión pura y simplemente o a beneficio de inventario, o si la partición ha sido amigable o jurídica. La garantía se impone, no solo a la persona del heredero, sino a sus representantes y causahabientes, así como a los cesionarios de los derechos sucesorios.

La evicción es la pérdida de un derecho aparente de una persona sobre una cosa, a causa de un derecho de un tercero sobre esa misma cosa. Cuando se trata de causa fortuita, no se puede justificar la evicción. Cuando se tiene que abandonar parcial o totalmente una cosa como consecuencia del ejercicio de una acción real hay evicción, y no es necesario distinguir si la misma resulta de una sentencia o de una partición amigable. No se admite renuncia tácita a la garantía, doctrina y jurisprudencia así lo afirman. La obligada garantía no tiene por efecto o consecuencia la resolución de la partición, ella da lugar a una indemnización.

La perturbación es la amenaza de evicción, siempre que la misma sea de derecho y no de hecho y según la mejor doctrina, en caso de perturbación los copartícipes están obligados a intervenir en la instancia incoada por un tercero. Una servidumbre no declarada es evicción parcial, a menos que los herederos la hayan conocido al momento en el cual se efectuó la partición.

El artículo 886 consagra la garantía de la solvencia del deudor de una renta, pero también debe incluirse los otros créditos por identidad de motivos, como lo admite la generalidad de la doctrina. La insolvencia del deudor debe apreciarse al momento o fecha de la partición.

La garantía no procede en razón de los vicios de la cosa, como tampoco por la falta del contenido de los inmuebles. En tales casos, lo que puede subsistir es una acción en rescisión por lesión por más de un cuarto, es decir, en más de un 25%.

En caso de atribución de un crédito hereditario a un copartícipe, la garantía de la partición está regulada de modo diferente a la del derecho común. En derecho común el asunto se regula por el artículo 1693 del Código Civil según el cual, el que vende un crédito debe garantizar su existencia hasta el tiempo de transferirlo y de conformidad con el artículo 1694: no responde de la solvencia del deudor sino cuando se haya comprometido a ello, pero solamente por el cupo del precio que recibió por dicho crédito, es decir, que los coparticípes no garantizan la solvencia posterior.

En materia de partición como en materia de ventas, es posible la cláusula de no garantía, así lo establece el artículo 1627 del Código Civil pero, cuando se trata de partición, se exige una doble condición para la validez de la cláusula:

· La especie de evicción que se padece debe exceptuarse por una cláusula especial y expresa del acto de partición.

· Es necesario que la cláusula de exclusión haya especificado la variedad de evicción que ella comprende.

En materia de ventas, la indemnización se calcula el día de la evicción y en materia de partición al momento de la misma conforme a la jurisprudencia de origen.

Como la garantía da lugar al pago de una indemnización en provecho del heredero que ha sido lesionado, conviene determinar en qué época hay que colocarse para fijar el monto de la indemnización. La mayoría de la doctrina se pronuncia en el sentido de que se bebe tomar como fecha el día de la partición, que es cuando la igualdad entre los copartícipes se hace imperativa.

Sobre el monto de la indemnización, el artículo 885 del Código Civil dispone que cada heredero está obligado a indemnizar al coheredero de la pérdida que le ocasiona la evicción, y esa indemnización debe calcularse por el perjuicio real que se ha sufrido, tomando en cuenta los elementos que la modifican después de la evicción. Los gastos en los cuales puede incurrir el copartícipe eviccionado después de la partición, estarán a cargo del tercero autor de la evicción.

La garantía puede extenderse por causa expresa más allá de los límites que la ley le asigna, especialmente para cubrir la insolvencia futura de los deudores de un crédito.

De conformidad con el inciso tercero del artículo 2103 del Código Civil, los coherederos tienen un privilegio sobre los inmuebles de la sucesión.

La prescripción de la garantía es veinte años a partir de la fecha en que se ha sufrido la evicción, pero la garantía de la solvencia del deudor de una renta prescribe a los cinco años, es lo que expresa el artículo 886 del código Civil, el cual agrega que no ha lugar a la garantía en razón de la insolvencia del deudor si la misma ocurre después de consumada la partición.

ÁGUEDA RAMĺREZ DE RODRĺGUEZ

2 de septiembre 2019

Con tecnología de Blogger.