Juan Bosch, claves de su legado político


Foto: Juan Bosch


Juan Bosch nació en La Vega, el 30 de junio del 1909.  Además de líder político, se destacó como historiador, periodista, sociólogo y literato.  Este domingo se conmemora el ciento diez aniversario de su natalicio.

Bosch es precursor de un fértil magisterio social y político.  Es una figura  de estirpe procera por sus aportes a la construcción de la democracia nacional. Fue fundador de los Partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD).  Su ascenso al poder en el 1963 marcó el inicio de la democracia dominicana que venía de padecer una dilatada y oprobiosa dictadura de treinta y un años.

Profético, escribió: “Si mi vida llegara a ser tan importante que se justificara algún día escribir sobre ella, habría que empezar diciendo: “Nació en la Vega, República Dominicana. El 30 de junio de 1909, y volvió a nacer en San Juan de Puerto Rico a principios de 1938, cuando la lectura de los originales de Eugenio María de Hostos le permitió conocer qué fuerzas mueven el alma de un hombre consagrado al servicio de los demás”.

Las elecciones donde se escogió  a Bosch se celebraron el 20 de diciembre 1962, tomó posesión el 27 de febrero 1963 y siete meses después (el 25 de Septiembre del 1963) su gobierno fue derrocado por un infeliz golpe de Estado.

La principal razón del triunfo electoral y ascenso al poder del Profesor Bosch fue el ansia de libertad del pueblo dominicano, que venía de padecer tres décadas de férrea dictadura de Rafael L. Trujillo Molina.  En ese sentido, la sociedad dominicana quería experimentar un régimen democrático, respetuoso de las libertades públicas, y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), liderado por Bosch, constituyó la plataforma política más idónea para construir el nuevo paradigma sociopolítico anhelado. En el proceso electoral el PRD obtuvo una masiva votación (59%).

El gobierno bochista constituyó el primer ensayo genuinamente democrático de la historia política dominicana, y se demuestra en las reformas importantes iniciadas en el manejo institucional del Estado, la administración de la economía y las Finanzas Públicas, el respeto de los derechos humanos, la garantía de las libertades civiles, la modernización del Estado, el diseño y aplicación de una política social focalizada hacia sectores vulnerables, como la niñez, los envejecientes y las mujeres.

Su administración  fue erosionada por la conspiración de los remanentes del Trujillismo, junto a un sector del clero católico, a la gran burguesía y los elementos de la pequeña burguesía urbana nucleados en el Partido Unión Cívica Nacional, contando con el respaldo expreso del gobierno de los Estados Unidos, a través de su Embajada en el país. Estos sectores lograron subvertir y quebrantar el orden constitucional, a través de un sacrílego golpe de Estado, que quebró la institucionalidad, sacó del poder a Bosch, produce su exilio e hiere mortalmente la bisoña democracia democracia nacional.

La Revolución de Abril constituyó un espacio donde los militares progresistas junto al pueblo construyeron una unidad monolítica para reclamar el retorno a la constitucionalidad, que consistía en la reposición del gobierno infelizmente derrocado.

Aprovechando esta confrontación interna, por segunda ocasión durante el siglo pasado, los Estados Unidos de Norteamérica produjeron (el 28 de abril del 1965) una odiosa invasión con cuarenta y dos mil soldados.  Se trató fue una detestable intervención imperial, rechazado por todos los demócratas del mundo, la cual fue penosamente refrendada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Bosch dejó un legado de más de cincuenta libros sobre temas históricos, sociológicos, novelas y cuentos. 

Honor al Profesor Juan Bosch en el 110 aniversario de su natalicio.

Por Rubén Moreta

El autor es Profesor UASD.
Con tecnología de Blogger.