Impacto frontera Haití-RD, limitado por la baja inversión

Trabajos del mercado binacional del lado haitiano.


EN JUANA MÈNDEZ, 20 Mayo, 2019: Juana Méndez. La creación del Consejo Económico Binacional Quisqueya (CEBQ) que hace cuatro años dejó conformado empresarios haitianos y dominicanos para desarrollar la frontera, no ha surtido el efecto deseado, con la excepción de inversiones privadas y la Unión Europea..

La iniciativa surgida en el año 2015, solo ha visto desarrollar dos grandes proyectos, el parque Codevi, del empresario Fernando Capellán, instalado entre Juana Méndez y Dajabón y que nace años antes de conformar dicho consejo.

El otro gran proyecto, es la zona franca en Caracol, de capital coreano, que apenas queda a media hora de Codevi. Sus instalaciones están ubicadas entre Juana Méndez y cabo Haitiano y emplean 13,000 personas, Capellán, quien actualmente es el presidente de la asociación para el desarrollo Incorporada (APOEDI, refiere que en el caso de Codevi genera 12 mil empleos, de estos 11 mil son haitianos y mil dominicanos. Espera para fin de año aumentar el personal a 15 mil.

En esa zona, pero del lado haitiano, son levantadas las naves para alojar a miles de comerciantes haitianos, para así definitivamente dejar conformado el mercado binacional.

Los recursos son aportados por la Unión Europea, que a lo largo de más de una década ha invertido en la zona fronteriza aproximadamente tres mil millones de pesos, con la construcción de carreteras y puentes.

La primera etapa del mercado, con las instalaciones de Dajabón fue entregada en febrero del 2012, con un monto de RD$570 millones, provenientes de la cooperación no reembolsable de la Unión Europea y una contrapartida del gobierno dominicano

Comerciantes haitianos

Boselin Joazard, de la asociación de comerciantes haitianos, espera que con las obras de infraestructuras que se levantan del lado de Juana Méndez, puedan corregir las distorsiones que se registran los días de mercado.

Indica que las trabas impuestas por las autoridades dominicanas, solo perjudican al lado haitiano, debido a las limitaciones para vender una parte de sus mercancías. Muchas veces, se le impide pasar verduras dese República Dominicana.

Joazard asegura que los días de mercado, que con regularidad se desarrollan los lunes y viernes, pueden llegar aproximadamente 15 mil compradores y vendedores haitianos, provenientes desde Puerto Príncipe, Cabo Haitiano y otros poblados.

Una gran parte de estos comerciantes irán los cuatro módulos levantados en una porción de terreno, a escasos metros del río Masacre, que sirve como zona limítrofe entre ambas naciones.
El local principal, consta de dos niveles y por su nivel de avance se espera pueda comenzar a funcionar para el próximo año. Además concluyeron con el puente que conecta directamente hacia las nuevas instalaciones haitianas.

Capellán destaca inversión

Para Fernando Capellán, presidente del parque Codevi, este mercado conjuntamente con la apertura diaria del intercambio va ayudar al exportador dominicano como a los compradores haitianos.

“Esto estabiliza el movimiento diario y así es más organizado y las instalaciones estarán mejor usadas y no con los picos y la falta de orden cuando son pocos días. Es necesario que el gobierno haitiano cobre los impuestos correspondientes en sus aduanas y estas facilidades van a ayudar a lograr orden y organización para esos objetivos”, apunta Capellán.

“Esto estabiliza el movimiento diario y así es más organizado y las instalaciones estarán mejor usadas y no con los picos y la falta de orden cuando son pocos días. Es necesario que el gobierno haitiano cobre los impuestos correspondientes en sus aduanas y estas facilidades van a ayudar a lograr orden y organización para esos objetivos”, apunta Capellán.

El dirigente empresarial considera necesario crear conciencia entre el sector público y privado, de que la única forma lograr que los dominamos vivan en la frontera, es creando fuentes de empleo.

“Hay muchas oportunidades en la manufactura pero para eso hay que invertir en la gente, en educación, salud e infraestructura”, puntualiza. Con el proyecto de Vicini, en principio se platearon cuatro zonas de desarrollo como son: la manufactura y logística, la de generación y almacenamiento de energía hidráulica y eólica, la agricultura y cría, y por último el turismo.

Falta de contrapartida haitiana impide proyecto

En cuanto a la propuesta del creado Consejo Económico Binacional Quisqueya (CEBQ) que hace cuatro años lanzó Juan Vicini junto a varios empresarios para desarrollar, Capellán dice que está pendiente y para eso se está buscando una contrapartida haitiana. El mercado binacional en Dajabó, cuenta con un espacio 40 mil 500 metros cuadrados y que acoge a aproximadamente dos mil vendedores.

El impacto económico es tal, que semanalmente puede mover la cifra de RD$150 millones.

POR MIGUEL PONCE / EL CARIBE
Con tecnología de Blogger.