EL "TANAC" AGONIZA LENTAMENTE

 
El Tanac, en sus días gloriosos fue un barco remolcador del muelle barahonero, hoy un símbolo de la cultura marina de la zona, que es dejado morir por no tomar la decisión de rescatarlo como un icono de la memoria histórica de región.
Ayer fuiste
una multitud de brazos rozándose la cosecha de los mejores días
hoy lo veo morir arrodillado de un mar que lo sufrió de joven
cuando fuiste omnipresencia de unos años que se anquilosaron en el corazón de muy pocos marineros
hoy te sufren
los que ayer se besaron frente a ti
Tanac
la casita blanca también la destruyeron
los ruines que no entendieron el significado simbólico de su existir
tu
ahora te ahoga habiendo sido un hijo del mar
después que tantas veces nadaste sus aguas, ahora te hundes
el salitre te apuñalea cada instante tu costado mal herido
el agua entra a jugar en tus costados perforados de años y lujurias
los que allí
en ti hicieron el amor
ahora descubren el olor a yodo en sus memorias
tu ahora color de bandera
no ha impedido que mueras salvajemente apuñaleado por las olas
tan solo de amigo te queda la sierra a tus espaldas
porque condenado te tienen a mirar sin ojos hacia una ciudad que se hinca de desamor
en sus propios costados
Tanac
tú que no hablas
dice todo el dolor que sufre en tu figura
en ese leve y sostenido vaivén que mesen los años consumidos
por los
músculos de marineros ebrios y rameras impolutas
de los novios que entre estrujadas de cuerpos cerca de proa dejan perdidas su virginidad
de los pescadores nocturnos que te hicieron compañía entre tragos y anzueladas
pero ya hoy
Tanac
semienterrado en el musgo
ensuciado en la orilla de una costa que te humilla
si
ahora que ya no hay Dios quemando la cardera de tu alma
que te golpea una vejes húmeda y cruel
que te pellizca un salitre doloroso y desalmado
si
ahora que te humedece el alma las frías olas perfumadas de sargazos
tu rostro bordado de tristeza, mugre y agua arranca el llanto
 de quienes te conocimos siendo
el Tanac
pintado de amor de chulos y ramera
de marinos mercantes ebrios de soles
hoy
agonizando de humo ya no está tu vientre
por ello
antes de que muera
por ti este canto
mi Tanac
ya que de ti tengo recuerdos
colgados del ojo foráneo que se quedó atrapado en tu ritual rutina de saltar olas
en los rastros de espumas dejados por el surcar de este mar
en el que hoy te abraza y te hace compañía la penumbra.

Tomado del WhatsApp de Luesmil.,
19 Mayo, 2019.
Con tecnología de Blogger.