La región Sur debe buscar su propia identidad turística

 Empresarios coinciden en que la zona tiene que explotar sus fortalezas para encontrar mercado

El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes plantea la necesidad de desarrollar nuevos polos turísticos en la región sur. /Gabriel Alcántara

EN SANTO DOMINGO, 19 Septiembre, 2018_ La región Sur de República Dominicana tiene gran potencial como destino turístico, ya que debido a su diversidad puede ofrecer atractivos para el ecoturismo hasta el recibimiento de cruceros. Sus bosques, lagos, balnearios, montañas y aeropuertos pueden ser aprovechados en la oferta a los visitantes.

Al valorar su potencial, el empresario y presidente del Grupo Rainieri, Frank Rainieri, considera que para poder desarrollar el turismo de esta zona hay que realizar una planificación correcta y buscar un segmento del mercado en el que puede destacar la región.

“Yo creo que hay que hacer una planificación correcta porque no se puede pretender hacer un Punta Cana en cualquier lugar, cada lugar debe buscar su nicho y desarrollarse basado en eso, como ha hecho Cabarete, Bayahibe y Samaná”, puntualizó.

El empresario destaca que Barahona tiene más atractivo para el crucero que la mayor parte de las zonas turísticas de las islas del Caribe. “En esta provincia hay un puerto que se debe arreglar, también hay minas de sal, de yeso, Paraíso y una de las costas más lindas de América”, señala.

Rainieri considera que hace falta identificar los polos fuertes del Sur y buscarle su mercado. A su entender esto es algo que toma tiempo y no se hace con estudios, sino con experiencia de la gente involucrada en desarrollo turístico.

Sobre las inversiones en el Sur, Rainieri afirma que están lentas pero encaminadas, por ejemplo el hotel Casa Bonita se ha posicionado en Barahona. “Lo bueno del turismo de hotelería es que es de larga estadía, el promedio de días que pasa un turista en el país es ocho y después del tercero el viajero quiere salir a recorrer el resto del país”, dijo.

Barahona con mayores atractivos para desarrollar el turismo de crucero en las islas del Caribe.

Al hablar sobre si hay falta de voluntad por parte del Gobierno para el desarrollo de esta zona, Rainieri señala que no es por decreto que se logra el turismo.

ADEMÁS:  La pobreza en la Región Sur se refleja en sus estaciones televisivas
“En la zona de Punta Cana el Estado no participó en su desarrollo, sin embargo se desarrolló, siempre queremos que el Estado resuelva, yo creo que debe ser la voluntad tanto de la sociedad civil como del Estado de trabajar para su desarrollo”, aseguró.

En relación a sus proyectos en Baní, Rainieri explica que a principios de enero abrirá la primera casa club de la zona y para finales del 2018 se dará apertura al primer hotel y condohotel de la localidad.

“Estos proyectos han conseguido atraer la atención del mundo turístico a la zona, estoy confiado que entre los próximos 24 a 36 meses no solo nosotros, sino otros van a comenzar el desarrollo del Sur”, asegura.

Tiempo
Por su lado, el presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Joel Santos, entiende que los destinos turísticos toman un tiempo para desarrollarse, sin embargo, las perspectivas para el Sur “son positivas”.

Destaca que el Sur tiene una excelente oportunidad, al ser un destino que va a nacer de cero podrá tomar la experiencia que ya han desarrollado otros destinos del país y mediante una debida planificación y ordenamiento, tomar las medidas para desarrollar un destino ejemplar en el país.

Santos considera que el Sur tiene que desarrollar su propia identidad y tomar en cuenta todas sus fortalezas, como las playas, el clima, y los aspectos ecológicos para crear destino propio. “El gran reto es desarrollar los recursos humanos para sostener el destino y la infraestructura que se requiere para eso”, dijo.

Mientras que el presidente de la Asociación Dominicana de Prensa Turística (Adompretur), Luis José Chávez, sostiene que el Sur será el gran destino con todo el potencial que aún está pendiente en República Dominicana.

Señala que el factor humano está listo, pero falta la inversión y la voluntad política del Gobierno dominicano, que en términos formales ha anunciado el compromiso de trabajar para desarrollar la zona, pero no terminan de despegar.

“El Presidente de la República declaró al inicio y antes de su candidatura en el año 2012, que había llegado la hora del Sur y todavía lo estamos esperando, eso es en términos macros porque en sentido puntuales se están desarrollando proyectos como el caso de Punta Arena”, afirma.

Chávez considera que los procesos son lentos en esta parte del país debido a la falta de incentivos. En algunas provincias como en Peravia se desarrolla el proyecto Punta Arena, y otros están en proceso en Bahía de Ocoa, Barahona y Pedernales, donde hay una política trazada para promover el desarrollo del turismo.

“El Gobierno debe ofrecer incentivos para la industria como se hizo en Puerto Plata, donde operó el proyecto Infratur, organizado por el Banco Central”.

Según el viceministro de turismo, Fausto Fernández, en el Sur se están desarrollando cosas importantes que no puede contar, porque se están cumpliendo procesos necesarios para que eso se pueda materializar.

Sostiene que en el pasado se ha dicho mucho de lo que se va hacer pero no se ha convertido en realidad.

“Estamos a la puerta de que el Sur profundo se comience a explotar, pero queremos dar pasos firmes y hacer las cosas bien, que brinden la oportunidad de que se desarrolle como debe ser, porque es parte fundamental del turismo nacional”, afirma.

El funcionario considera que el turismo del Sur debe beneficiar a las comunidades que están en esa zona y darles oportunidad de que todos los trabajadores salgan de allí, para elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Esta región está conformada por las provincias Peravia, Azua, San José de Ocoa, San Juan, Elías Piña, Pedernales, San Cristóbal, Independencia, Bahoruco y Barahona, con un conjunto de 1,692,085 habitantes, que principalmente se dedican a la actividad agrícola.

Ocupación

El turismo medido por la tasa promedio de ocupación hotelera durante el 2016 experimento un incremento de 3.38%, al pasar de 75.5% en 2015 a 78.0 en 2016, según estadísticas de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores).

Las estadísticas abarcan le ocupación hotelera desde Bávaro-Punta Cana (85.4%), La Romana-Bayahibe (84.3%), Boca Chica-Juan Dolio (69.8%) Samaná (67.7%), Puerto Plata y Sosua-Cabarete por separado (61.3% y 53.89%), Santiago de los Caballeros de (58.7%) hasta Santo Domingo (64.1%).

Sin embargo no se tiene registro del crecimiento de la ocupación hotelera en alguna provincia del Sur que a diciembre de 2016 contaba con 519 establecimientos turísticos en Barahona, 114 en Peravia y 79 en San Cristóbal.

De acuerdo a Asonahores, el país necesita entre 120,000 y 130,000 habitaciones para poder manejar los 10 millones de turistas que se propuso como meta la gestión del presidente Danilo Medina y el Sur tiene grandes oportunidades para contribuir en esta meta. Un primier paso se ha realizado con relación a este tema, con el inicio de la construcción del hotel Punta Arena, en Baní, el proyecto contará con 2,400 habitaciones en dos hoteles. /eldinero/.

Por: Yulissa Álvarez
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com