Lagos Bajan...


El lago Enriquillo mantiene su declive lento pero resuelto a llevar su nivel a estadios prudentes y viables para la vida en su entorno con rasgos de normalidad; se trata de un recurso hídrico cuyo espejo de aguas o superficie ocupada rondaba los 245 y 265 kilómetros cuadrados, al año 2007 cuando empezó su carrera alocada hacia la crecida, con la llegada de las Tormentas Noel y Olga, la cual lo llevó a un incremento al año 2012, que rondó los 450 kilómetros cuadrados, con un incremento en su altura o nivel referente al medio del mar, de 23 metros; es decir, pasó de 44 metros por debajo del nivel medio del mar, a 21 metros por debajo del medio del mar.

Ha bajado 469 centímetros (4.69 metros) del 30-12-2012 al 29-7-2018; lo que promedia unos tres cuartos de metro por año de reducción, cifra que solo pueden ser sostenidas con el sistema de derivación de aguas al mar Caribe por Canoa, más el gran amortiguador de sequias y abundancias de, “La Presa de Monte Grande”.

El Lago Enriquillo, que había bajado 30 centímetros de nivel en los días de año 2018, transcurridos al 24-6-2018, bajó 15 centímetros en los siguientes 35 días que pasaron hasta el 29-7-2018.

Por su lado, el Lago Azuei o Êtang Soumatre que en los mismos periodos de referencia en los párrafos anteriores sufrió una crecida del orden de los cinco metros, con lo cual colapsó en su momento las operaciones de la aduana y frontera con el vecino Haití, junto a la carretera internacional conocida como Mal Paso, ha bajado 50 centímetros en lo que va de año 2018, el pasado año cerro con una crecida de aproximadamente 3 centímetros

POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.
NEIBA, PROVINCIA BAHORUCO, REPUBLICA DOMINICANA.
30 DE JULIO 2018.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com