Grito desde la barbarie


En serio, cuando veo a un individuo, hombre o mujer de cualquier clase social, pasándose un semáforo en rojo sin pagar ninguna consecuencia; cuando veo  los espacios públicos, sin importar categoría barrial, llenos de basura que tira la gente sin ningún miramiento; cuando veo a un hombre de cualquier formación o procedencia méandose sin ningún pudor en plena calle o carretera; cuando veo que robar energía eléctrica donde sea es un simple deporte; cuando veo toda esa masiva impunidad juro que, lleno de rabia, me dan ganas, como a muchos, de hacerme ciudadano de Tuvalu, Vanuatu, Tonga, Seychelles u otro lugar más remoto.

PorRamón Colombo

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com