Niiño de 5 años murió porque dependía de una máquina para vivir y le cortaron la luz por una deuda

Valentino, el niño que falleció tras el corte de servicio eléctrico.

Valentino Ladislao padecía una parálisis cerebral desde que tuvo un accidente. Edesur cortó el suministro por 12 horas porque la familia debía más de 2,000 dólares, según su familia.

EN BUENOS AIRES, Argentina, 27 Junio, 2018:  Valentino Ladislao tenía 5 años. Desde que tenía dos dependía del respirador eléctrico al que estaba enchufado luego de un accidente en el que un cristal de una ventana que rompió su hermana se le clavó en el corazón. Como resultado, un ventrículo se le obstruyó, lo que le produjo una parálisis cerebral y problemas respiratorios.

Por eso vivía pegado a su máquina que le daba el oxígeno que necesitaba para poder seguir vivo. Pero el lunes de la pasada semana la compañía eléctrica que daba servicio a su casa decidió cortar el suministro. ¿La razón? Una deuda, según la familia, por lo que estuvieron sin corriente por más de 12 horas.

El dramático incidente ocurrió en Lomas de Zamora, una ciudad en el sur de Buenos Aires, en Argentina. Según Mariana Medina, la madre del niño, su hogar se quedó sin luz desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche.

Medina señaló directamente a Edesur, la compañía eléctrica que desactivó el servicio y que provocó que el respirador eléctrico se parara.

“Ese día llamé muchas veces a Edesur para informarles que yo tenía a mi nene electrodependiente y la respuesta de ellos fue que yo tenía una deuda y que no me podían decir cuándo iba a venir la luz", afirmó la madre ante los medios.

Deuda de unos $2,200
Según explicó, le llegó una factura de 60,000 pesos argentinos (unos 2,200 dólares), una cantidad que no podía abonar. "No tengo las condiciones de vida para pagar esa cantidad de plata", se justificó. Tras el accidente, "hubo que gastar muchísima luz", continuó.

"Antes de que le pasara el accidente a Valentino, acá se gastaba $1,500 en luz (55 dólares). Después del accidente, cuando lo traje para la casa, venía a $6,000 (220 dólares) por mes, eso ya no lo podía pagar", añadió.

Por eso, sigue afirmando que lo sucedido es culpa de la compañía. “Se negaban a decirme a qué hora iba a venir la luz. Cerca de casa había una cuadrilla (un equipo técnico), pasé, hablé con ellos y les dije que tenía un nene electrodependiente y me decían que había que esperar hasta que venga la luz”, añadió.

Como no obtuvo respuesta, y el tiempo pasaba, llegó a usar el teléfono de otros familiares que no debían dinero a la compañía. Pero nada: "También llamé con el número de cliente de mi abuela, de mi tío y hasta de un vecino, pero no logré nada”.

La mujer no acercó a Valentino a un hospital porque le habían indicado con anterioridad que "había que llevarlo sólo en situaciones extremas para evitar las infecciones intrahospitalarias".

Pero cuando pasaron las 7 de la tarde, y aún el servicio eléctrico seguía cortado, el papá del niño trató de arreglar un grupo electrógeno que le habían dado hacía tiempo, aunque no estaba en servicio. Finalmente consiguieron encenderlo hacia las 8:40 pm. " Pero fue tarde. A las 21.10 dejó de respirar”, explicó la mujer al diario Clarín.

Como último intento, lo llevaron rápido al Hospital Evita, pero al llegar solo le pudieron confirmar que ya había fallecido.

“El informe preliminar de la autopsia dice que el fallecimiento se produjo por un paro cardiorrespiratorio. Ayer (por el sábado) me entregaron el cuerpo y hoy (por el domingo) lo enterramos”, dijo Medina.

La explicación de la compañía

Edesur se defendió de la muerte del niño, que se conoció esta semana. En un comunicado, sostuvo que "la madre de Valentino no estaba registrada en la base de datos de la empresa como cliente electrodependiente, un hecho que modifica sustancialmente las cosas".

Desde el 17 de mayo de 2017 existe una ley en Argentina que garantiza el suministro de la electricidad de manera gratuita a las personas cuya vida depende de máquinas eléctricas.

La madre de Valentino reconoció que no conocía dicha norma y, por eso, no se había registrado.

La compañía eléctrica, en todo caso, negó que no se atendiera los pedidos de la mujer y responsabilizó a la familia: "El 5 de junio, a raíz de un llamado del cliente, personal de atención comercial le indicó telefónicamente los trámites a realizar, lo que nunca sucedió".

/Fuente: Univision.Com/
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com