FOGARATE Plátano Power


Para obtener los máximos beneficios en las relaciones con China, sugiero al Gobierno que trace una estrategia que nos acredite en Beijing efectivamente como lo que somos: una auténtica República Bananera (¡esta vez con mayúsculas, a mucha honra y orgullo!). Porque si Henry Kissinger, al proponerse Estados Unidos establecer  relaciones con China y romper con Taiwán, dijo en 1972 que la gran aspiración de Washington era que cada chino consumiera por lo menos una Coca Cola al año, ¿se imaginan cómo nos iría si 1,300 millones de chinos le cogieran amor al mangú? (No me asombraría si muy pronto tuviéramos una estatua de Duarte en la plaza Tian An Men).

RAMÒN COLOMBO.
07 MAYO, 2018.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com