--Es inaceptable que una mujer muera por una sepsis--


EN SANTO DOMINGO, 05 Mayo, 2018: Para la representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el país, es inaceptable que una mujer embarazada muera a causa de una sepsis o infección intrahospitalaria porque un médico haya olvidado lavarse las manos.

Luciana Mermet sostuvo que tanto la mortalidad materna como la neonatal por causas prevenibles es inaceptable, tras subrayar que las autoridades saben muy bien cuáles son las razones y causas detrás de la problemática que debe ser abordada con políticas públicas.

Indicó que en los últimos 20 años el país no ha obtenido logros significativos en la reducción de este indicador. “Sabemos cuáles son las causas y las respuestas. La pregunta es dónde están los incentivos institucionales para que podamos romper con esto”, dijo la representante del PNUD durante una sesión formativa dirigida a periodistas de Multimedios del caribe sobre la Agenda 2030.

Césareas

Mermet también deploró la alta tasa de cesáreas realizadas en el país por encima de la media de la región, así como la gran cantidad de adolescentes que resultan embarazadas, muchas de las cuales se realizan abortos inseguros. “Esas son cifras inadmisibles desde cualquier perspectiva y hay imperativos éticos y morales que obligan a que se resuelva”.

Dijo que estos temas son de preocupación para las Naciones Unidas, al tiempo que valoró la decisión del Gobierno de designar a Chanel Rosa Chupany, como director del Servicio Nacional de Salud (SNS), pues, a su juicio, refleja un compromiso para cambiar esta realidad. La reducción de la mortalidad materna e infantil, con especial atención en la neonatal, así como los embarazos en adolescentes constituyen uno de los principales desafíos del país para lograr cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de cara al 2030.

Estadísticas presentan atraso

El boletín que elabora semanalmente la Dirección General de Epidemiología (Digepi) del Ministerio de Salud, correspondiente a la semana 15, refleja que hasta el pasado 14 de abril habían ocurrido 917 muertes neonatales y 53 maternas.

La publicación del documento presenta atrasos en su actualización, y no refleja los ocho fallecimientos ocurridos en el hospital Jaime Mota de Barahona la semana pasada.

La tragedia ha movilizado a las autoridades del sector, que el pasado jueves se apersonaron en ese establecimiento de salud y han prometido la implementación de una serie de medidas para reducir una problemática, según teóricos, es un indicador claro de injusticia social, desigualdad de género y pobreza.

De hecho, el Ministerio de Salud y el SNS con el apoyo de organismos de cooperación internacional, han anunciado la puesta en marcha del “Plan de acción actualizado para acelerar la reducción de la mortalidad materna y neonatal”, correspondiente al periodo mayo 2018- diciembre 2020, como respuesta para enfrentar la situación, el cual abarca la ampliación de la cobertura efectiva en salud reproductiva, materna y neonatal, enfocada en el mejoramiento de la calidad y en las principales causas de morbilidad y mortalidad materna y neonatal.

Entre las causas de muertes neonatales están el Síndrome de distress respiratorio del recién nacido, sepsis neonatal, hipoxia y asfixia al nacimiento, neumonía congénita y malformaciones. La alta cantidad de cesáreas en el sector público y privado también influye.

Una infección de la sangre que puede matar

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos considera la sepsis como una enfermedad grave que ocurre cuando el cuerpo tiene una abrumadora respuesta inmunitaria a una infección bacteriana. Las sustancias químicas liberadas a la sangre para combatir la infección desencadenan una inflamación generalizada, lo que conduce a la formación de coágulos de sangre y la filtración de vasos sanguíneos.

/El Caribe/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com