EDITORIAL DE eLCARIBE: EL FIN DE UN LEGADO




No hay que ser demasiado observador para percibir en el accionar del presidente Donald Trump un afán obsesivo por destruir el legado del presidente Barack Obama.

Sus ataques al Obamacare desde el mismo inicio de su administración, la intolerancia hacia los inmigrantes y su campaña contra el programa de Acción Diferida (DACA), aprobado por el presidente Obama en 2012 y que protegía a cerca de 700 mil jóvenes que llegaron ilegalmente a Estados Unidos siendo niños, los llamados soñadores (Dreamers).

El abandono del Acuerdo de París, contra el cambio climático, suscrito por 195 países el 2 de junio del año pasado. Su manifiesta hostilidad a los tratados comerciales negociados o avanzados por la pasada administración y ahora su retiro del acuerdo nuclear con Irán, pese a las peticiones de Inglaterra, Alemania y Francia.

Esta última decisión no sólo impacta internamente intereses comerciales, sino que retrotrae las relaciones a la confrontación. Es también un desprecio a los mismos aliados que lo acompañaron en el ataque reciente a Siria, sobre el supuesto uso de armas químicas contra civiles.

Otra apuesta del gran país por la paz y la coexistencia pacífica que se va a pique.

Es más que evidente una actitud dirigida a sepultar un legado. Nada emocional. Más que conservadurismo, es borrar la huella del primer presidente negro de los Estados Unidos.

SANTO DOMINGO, 10 MAYO, 2018.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com