A Mons. Ozoria



La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre establece el deber de obediencia a la ley: “Artículo 33 - Deber de obediencia a la Ley. Toda persona tiene el deber de obedecer a la Ley y demás mandamientos legítimos de las autoridades de su país y de aquél en que se encuentre.”

Pero fundamentalmente, nunca olvide que, amen de las aclaraciones que ha hecho SS el Papa Francisco en ese sentido, Jesús ordenó a los cristianos no olvidar que su reino no es de este mundo y que hay que dar, "a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César", en clara alusión de que el cristiano debe obediencia al poder temporal, o lo que es lo mismo, debe vivir en comunión con la ley de los hombres, sin confundir sus deberes de misericordia y solidaridad cristiana con la violación a las mismas.

Mucho menos ignore, que desde la instrumentalización de una falsa solidaridad, se sirve al usufructo del drama ajeno y al crimen de la trata y tráfico de personas. A eso conduce el caos y la ilegalidad de las migraciones. Dios lo bendiga y sobre todo lo ilumine, usted no es párroco de un batey, la vida le llevó a un sitial donde deber tener una visión integral, cristiana, sí, pero también legal y justa.

Por José Ricardo Taveras Blanco
SANTO DOMINGO,

08 ENERO, 2018.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com