SUCESO EN NUESTRA HISTORIA: Asesinato de cuatro jóvenes aterrorizan a Barahona


EL FUSILAMIENTO DE 4 JÓVENES EN BARAHONA, EN 1970


BARAHONA.- (18 de marzo de 1970).- El comandante policial de aquí no sale a la calle. Le da vergüenza hacerlo.

Así lo declaró hoy el propio coronel Paulino Reyes de León tras comentar el asesinato que cometió uno de sus subordinados cuando el domingo pasado fusiló a cuatro personas que habían sido detenidas para fines de investigación.

El ex sargento Lucas Rosario Medrano Pérez había detenido a Juan Gilberto Díaz, Rafael Sánchez, Teodoro Torres y Eusebio Reyes con relación a la explosión de una bomba de fabricación casera. El ex sargento, en vez de conducirlo al cuartel de la Policía, los trasladó a la playa de Río Caño y los fusiló, creyendo, según dijo, que esto no se iba a saber, “porque a diario viven ocurriendo crímenes de esta naturaleza y no se ha podido descubrir a los autores”.

El coronel Reyes de León dijo que la actuación del ex -sargento “es una cosa imperdonable. La ciudadanía empezaba a tener confianza en la Policía, pero con esto se agravarán las cosas aquí”.

El ex -sargento Medrano Pérez fue definido como una persona que gusta mucho de beber tragos. El comandante policial se defendió de las constantes críticas que se lanzan contra él. Afirmó que “todos los que andan al margen de la lay dicen que yo soy esto, que yo soy aquello”.

“Pero eso es falso. A nadie persigo por razones políticas, sino por su actuaciones contra el orden público”, afirmó el oficial. Dijo que el Movimiento Popular Dominicano (MPD) es el responsable de la situación que vive Barahona y que la organización comunista tiene comandos fuertemente armados. Dichos comandos, según él, están dirigidos por cinco militantes del MPD conocidos por la Policía sólo bajo los motes de Niño el Encebao, Peluñé, Capullito, Dendén y La chata, quienes no han sido localizados.

“Se debe consignar – dijo Reyes de León- que a estas personas no las perseguimos porque sean miembros del MPD, sino porque son los responsables de varios atentados terroristas y diversos hechos de sangre.

“Son ellos – agregó – los que tienen a Barahona “revoltía”.

Reyes de León es un oficial de 38 años, de los cuales ha pasado 18 en la Policía…….


Barahona luce muerta

foto interior1Esta comunidad sureña está muerta…la mató la violencia. Una buena señal de tal estado de cosas podría ser el hecho de que anoche durante un recorrido que se hizo por las principales calles de aquí, sólo se pudo notar la presencia de tres civiles deambulando por las calles.

Esto sucedía a las 8:00 de la noche, bajo un alumbrado eléctrico más o menos aceptable. Tal situación contrastó con la reinante en otras localidades del Sur, como Baní y Azua, donde a eso de las 11:00 de la noche, y a pesar de que el fluido eléctrico había sido suspendido, se veían grupos de personas conversando despreocupadamente en las puertas de sus casas, esquinas de las calles, bares y restaurantes.

Para ver un joven en Barahona es preciso hacerlo de día. Después de la 6:00 de la tarde ninguna persona joven se atreve a salir a las calles que son recorridas constantemente por decenas de de patrullas mixtas que no disimulan su temor y precauciones. Las patrullas recorren la ciudad con sus armas de reglamento desaseguradas, listas para ser disparadas.

Los hoteles lucen prácticamente desiertos y las escasas personas que – por una u otra razón – llegan hasta aquí, se esfuerzan por salir de la ciudad antes de la caída del sol para pasar la noche en otra localidad más pacífica.

El cine, una de las distracciones más comunes, se convierte poco a poco en artículo de lujo. Los empresarios de los teatros han experimentado una merma de casi un 50 por ciento en la venta de boletos… El descontento de los comerciantes es general. “Si esto continúa así dos meses más, vamos a quebrar”, dijo el dueño de una barra……

Al parecer las fuerzas del desorden están utilizando todos sus métodos para introducir el terror aquí…….

Un grupo de jóvenes quiso hacer explotar una bomba, tipo molotov, frente a la residencia de un conocido comerciante. Varias veces intentaron prender la mecha, pero el viento se lo impidió y, al ser descubiertos por algunos transeúntes, abandonaron el artefacto.

Al estado de terror se suman las deficiencias de los medios de comunicación. La línea telefónica hacia la capital y otras ciudades del país funciona muy irregularmente. El servicio de telegramas es casi inoperante, y la luz eléctrica falla con bastante regularidad.

Mientras todo esto sucede, la soledad pasea por las calles de Barahona.

Extraído del periódico Ultima Hora del 18 de marzo de 1970.


Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com