Ojalà sea verdad.


El director del instituto Nacional de Recurso Hidráulicos “INDRHI”, INGENIERO Olgo Fernández anuncio en el día de hoy, específicamente en la revista 110 del doctor Julio Hazim, la ejecución desde ya de la construcción de la presa de Monte grande; debo confesar que a nosotros ha llegado la información de aprestos en la zona, de equipos e ingenieros.

Llenos de incredulidad, pero pletóricos de esperanzas recibimos la noticia de su construcción, previo, al menos dos primeros picazos y un palazo de manos de los dos últimos gobernantes de la nación, gestiones en las cuales sus anuncios y promesas han caído como lluvias en tormenta.

Nos satisfizo sobremanera las declaraciones de hoy del referido funcionario en aceptación de la causa de la crecida inusitada ejercida por los niveles del lago Enriquillo a partir de las tormentas Noel y Olga, año 2007 y su convencimiento en el sentido de que las causas de las grandes crecidas devienen del río Yaque del Sur y demás fuentes que por él circulan; también nos complació la afirmación de que la construcción de la presa, contra-embalse de la de Sabana Yegua, viene a ser un amortiguador para evitar las inundaciones y crecidas del lago, satisfecho deberá estar el ingeniero David Vòlquez, Rigoberto cuevas y un grupo más de sureños que en momentos aciagos de las inundaciones y crecida sorprendentes del nivel del lago, nos fajamos a investigar y enarbolar la tesis que hoy se esgrime, contra por lo menos 10 tesis totalmente erróneas que ubicaban las causas en otros factores.

Solo falta acotar a esta panacea social el restablecimiento del sistema de derivación de aguas por Canoa, rumbo a la 

Bahía de Neiba, esta derivación es un seguro de vidas y propiedades para el conjunto de bendiciones que significa esta obra; obra que como dijo el funcionario, irrigaría alrededor de 700 mil tareas de tierras en este valle, produciría unos 18 MW-Hora, desmontaría más de 30 sistemas de motos y electrobombas, que adicionaría aguas de usos humanos de casi toda ò toda la región Enriquillo, potenciaría enormemente la producción de peces y demás derivaciones del agua, liberaría parte de la sedimentación que graves daños nos han hecho; recordemos que la función de la presa es de amortiguador de sequias, tan graves, como los excesos.

¡Enhorabuena presa de Monte Grande!, ¡Ojalá sea de verdad!

POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

NEIBA PROVINCIA BAHORUCO, REPUBLICA DOMINICANA.

27 DE DICIEMBRE 2017.

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com