Lagos Enriquillo y Azuei bajan 7 centímetros en 77 días...


Con una reducción en su nivel, de 7 centímetros, encontramos este viernes al lago Enriquillo, ocurrida en los 77 días comprendidos entre el 22-9-2017 al 8-12-2017; recordemos que el lago Enriquillo vio alterado su espejo de aguas desde los eventos atmosféricos del año 2007 , tormentas Noel y Olga, al 2012, con el paso de Isaac y Sandy, encontrado ese espejo de aguas en 265 kilómetros cuadrados y llevado a cerca de 450 kilómetros cuadrados, su altura sufrió un incremento de 23 metros en altura, extra a la encontrada en aquellos momentos; cumple su inicio de crecida, diez años ya. Correcto es recordar que al paso de las tormentas Noel y Olga, se dio el 28 de octubre y 11 de diciembre del 2007 respectivamente, impactando enormemente no solo con las grandes precipitaciones pluviales, sino que también la inadecuada administración humana de los desfogues de la presa de Sabana Yegua, más la falta de derivación correcta de aguas al mar Caribe, a todo esto se suma la gran sedimentación de toda la parte baja impactada.

Del 30 de diciembre 2012 al 8-12-2017 el lago Enriquillo ha bajado 414 centímetros, es decir, 4.14 metros de nivel, lo que lo colocaría a unos 20 metros por debajo del nivel medio del mar, y unos 18.86 metros por encima de lo que marcaba al 2007.

El lago Azuei, que ha tenido un comportamiento díscolo en cuanto al comportamiento del Enriquillo, ambos, alterados en su comportamiento, por factores diferentes, el primero, por el arroyo Blanco ò Soliete, y el segundo, por la derivación del alrededor de 75% de las aguas del Yaque del Sur, río San Juan y sus afluentes, en vez de al mar, al Lago Enriquillo ; continuamos, el Azuei, del 22-9-2017 al 8-12-2017.

El crecimiento excesivo del lago Enriquillo puede ser modificado por la mano del hombre, y el secreto de esa modificación reposa en el restablecimiento del sistema de derivación de aguas por el mar Caribe, al través del aliviadero de Canoa, más la impostergable construcción de la presa de Monte Grande, la cual constituye el mayor y formidable amortiguador de aguas y sequias en nuestra región.

POR JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

21 DE DICIEMBRE 2017.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com