Si Siguen Apretando La Tuerca……….


Lo mucho hasta Dios lo ve!  

Este es un refrán que en su espíritu nos llama a la reflexión, nos dice no abuses de los demás o de las cosas, no te excedas con el alcohol, con las llegadas tarde a tu lugar de trabajou hogar, con la avaricia y hasta con tu apetito, este refrán es una especie de advertencia, es un “parate ahora” antes que pagues las consecuencias.

El evento protagonizado por un grupo de ciudadanos Haitianos y sus manejadores Dominicanos el pasado sábado 19 de Noviembre en el altar de la patria, donde con la anuencia de unas autoridades acéfalas y con la protección de nuestras fuerzas de seguridad, exigieron una ciudadanía que no les pertenece al ritmo salvaje de su música gaga y vestidos con sus tradicionales atuendos usados del otro lado del río masacre, en su letrina francesa.

Si bien podríamos desbocar nuestras fustraciones ante estos insolentes mal agradecidos, no podemos dejar pasar por alto a los traidores Dominicanos que también se presentaron allí, no a apoyarlos. sino a cumplir una agenda foránea, la cual su único objetivo es el descrédito de nuestro país en el foro internacional a cambio de 30 monedas de oro.

Ahora bien el génesis del problema descansa en una clase política totalmente desconectada de su gente, borracha de poder, indolente ante el dolor y la humillación que sufrimos los Dominicanos ante actos como este, que solo viene a ser una gota mas dentro del vaso que cuando se llene no derramara agua sino sangre.

Esta es solo una muestra mas del sentir de los Haitianos, su desden y odio hacia nosotros y todo lo que nos representa esta a flor de piel, acaso no se dan cuenta como estos por mas años que vivan entre nosotros rehúsan a asimilar nuestra cultura, por el contrario se aferran su salvajismo y costumbres arcaicas como los monos a las ramas.


  Entonces que hacemos?

  
Podríamos seguir permitiendo que nuestros lideres y su eunuco presidente nos lleven a caer de rodillas ante el enemigo silente ya en casa, o nos empoderamos y hacemos que caigan ellos de rodillas ante filo del machete restaurador y el estruendo de nuestras balas como aquel 27 de Febrero.
  Las sagradas palabras en nuestra bandera nacional Dios, Patria y Libertad no significan nada a menos que estas reposen sobre un eje con estas palabras escritas en sangre: Patria o Muerte!

Carlos J. Díaz Gómez
Comunicador, reside en Baltimore, MD

22 NOVIEMBRE, 2017.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com