Convencion Constitucional en nueva York- un riesgo o una oportunidad para el movimiento progresista?.


Soy y he sido un defensor de de las reinvindicaciones obreras. Fui un delegado sindical por muchos anos y dependo de una pension, obtenida atravez de las conquistas laborales (fui miembro de la Federacion de empleados plublico de nueva York, conocido por las siglas PEF). 

Se que muchos compañeros del sindicalismo temen a perder beneficios conectados con su sindicato, en el caso de darse una convencion constitucional en nueva York. Esa preocupacion pudiera tener cierta lógica, pero no es necesariamente correcta. No creemos que evitar la convencíon sea la repuesta correcta para, proteger y mantener los derechos de los trabajadores ni para combatir los estragos contra el movimiento obrero que se han venido observando desde la década de los ochentas. 

Valdría preguntarse por qué el sindicalismo ha perdido tanto terreno desde los ochentas, pese a que no ha habido una convensión constitucional. Eso es evidencia que hay fuerzas y elementos mas allá de una convención constitucional que afectan de manera real al movimiento laboral y sus conquistas. Son esas las causas y elementos que debemos analizar y abordar. Talvez este evento sería oportuno para tornarlo en un mecanismo efectivo para lograr mayores conquistas laborales. 

En una convención constitucional, muchas son las cosas que podríamos tornar a favor del movimiento progresista y de las masas populares tales como: 

Garantizar seguro médico a cada neoyorkino
Renovar las cortes de NY
Fortalecer el sistema de pensión para los trabajadores
Mayor protección para los trabajadores inmigrantes
Evitar que los oficiales electos continúen diseñando su districtos a su medita, sólo para  eliminar la competencia (gerrymandering)
Instituir límite de tiempo para los oficiales electo en el estado
Modificar el financiamiento de las campañas y la ley electoral.

Son innumerables las posibilidades de reformas que se pudieran dar con una convención. Tantas que no puedo enumerarlas aquí. Claro, luego de aprobarse la convención, tenemos que organizarnos y movilisarnos para asegurarnos que los progresistas tengamos de ella la mayor parte.

Abrirse a una convención constitucional, claro, es un riesgo, porque ello implica resultados inpredecibles, pero la convención también presenta la oportunidad para cambios en el sistema político y la estructura de poder en nueva York.
El riesgo no es algo que podemos tomar con ligereza, porque nos puede hacer retroceder, si las cosas no se dan en la dirección que lo visualisamos, pero sin riesgo, el mundo no sería lo que es hoy. 
Yo definitivamente no existiría si no hubiese tomado riesgos, cuando dejé mi pequeño pueblo donde nací para irme a la capital del país, riesgo cuando dejé la República Dominicana, para venir a esta ciudad de Nueva York, riesgo al enfrentar la nueva vida que se me presentaba: nuevo idioma, cultura, gente y nueva Carrera. 

Fue riesgo para mi iniciar la creación de dos organizaciones en la décadas de los ochenta y noventa (La sociedad domínico-Americana de Queens y la Gran Allianza de Queens), sin ninguna conección política, ni recursos; como riesgoso, fue apoyar a un candidato desconocido como Bernie Sanders, pero lo hicimos porque entendíamos que era el mejor de todas las opciones que se presentaba y aunque no ganamos su nominación, logramos enviar un fuerte mensaje en el sentido de que si se puede.

Riesgo tomamos cuando propusimos la creación de la organización “Los Progresitas del Bronx” para continuar un movimiento que tenía (y tiene) por delante tremendo desafío, Y riesgo fue el endorso a nuevos candidatos locales que desafiaban a funcionarios establecidos y con muchos recursos, pero lo hicimos porque entendíamos que los candidatos que endorsabamos  representaban con mayor propiedad los cambios que buscamos. Así que el movimiento progresista y los cambios que procuramos no serán posibles, si no entendemos que es necesario tomar riesgo para lograr su advance.

Es importante que todos aquellos y aquellas que favorescan el movimiento progresista para un cambio de dirección en el estado de nueva York, entendamos que los cambios que buscamos no serán posibles sin una determinada voluntad que implica riesgos.

Los exhortos ha aceptar el riesgo y votar si, a la propuesta sobre la convención constitucional que estará en la boleta electoral este 7 de noviembre.

Carlos Suarez
Noviembre 3, 2017.

Freddy P. ´Galarza nos envió este trabajo desde New York.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com