La Omsa carga con muertes y corrupción

La adquisición y reparación de las unidades de servicio público han sido objeto de fuertes cuestionamientos.

Tres de sus altos funcionarios han sido sometidos a la Justicia; uno por corrupción y dos por asesinatos


EN SANTO DOMINGO, 17 Octubre, 2017:En la víspera de su 20 aniversario, la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa) se encuentra involucrada en un escándalo de corrupción de alta envergadura que desencadenó en el asesinato del abogado y catedrático Yuniol Ramírez. Por el hecho se encuentra detenido, en espera de medida de coerción, Manuel Rivas, quien hasta ayer se desempeñaba como director de la institución fundada el 21 de octubre de 1997.

La Fiscal de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, acusa a José Antonio Mercado Blanco y Argenis Contreras González, fiscalizador y asesor de la Omsa, respectivamente, de raptar y matar de un disparo y tirar el cuerpo del presidente de la Convergencia Nacional de Abogados (Cona) al río Manoguayabo. El Ministerio Público maneja la versión de una supuesta extorsión por parte del catedrático, quien habría iniciado un proceso legal contra los directivos de la institución por una presunta sobrevaluación en los costos de reparación de los autobuses y designación a particulares de estas unidades.

Pero no es la primera vez que en la Omsa se destapan escándalos de corrupción. Con Rivas ya son dos directores de tres que ha tenido la entidad sometidos por manejo inadecuado de las finanzas.

Una de las acusaciones más delicadas pesa sobre quien se desempeñara como subdirector de la entidad, Arsenio Quevedo y presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin), señalado de liderar una red de sicarios relacionada con el asesinato de varios transportistas.

Cheques en blanco, empleados que cobran sin trabajar, sustracción de piezas de vehículos, aumento de hasta tres mil empleados en su nómina, licitación cuestionadas, son algunos de las denuncias que estuvieron en la palestra desde la fundación de la entidad constituida en el primer gobierno de Leonel Fernández.

En el 2004, el fenecido exdirector de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), Hamlet Hermann, presentó un estudio donde alertaba sobre casos de nepotismo, desorden administrativo, despilfarro económico y endeudamiento excesivo en la Omsa.

El experto en transporte denunció en la investigación de su firma consultora que 400 militares figuraban al servicio de la Omsa, además de familiares de los ejecutivos. Reveló que de las diez empresas donde la institución compraba repuestos para la reparación de las unidades, solo dos tenían registro legal en Rentas Internas.

También acusó al fenecido Diógenes Castillo, director de la Omsa (2000-2004) de ceder 54 guaguas de servicio público a instituciones y particulares.

Ya para enero del 2001, el presidente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano),Juan Hubieres, denunciaba supuestas irregularidades en el manejo de los fondos públicos por parte de la Omsa.

En respuesta, Castillo acusó al dirigente choferil de estafa contra el Estado al firmar un contrato que benefició a la cooperativa de Fenatrano con 338 autobuses, 60 de los cuales serían propiedad de Hubieres.

Días más tarde de estos dimes y diretes, el sindicalista y el funcionario firmaron un acuerdo de trabajo para la aplicación del controversial Plan de Renovación Vehicular (Renove). Reunión que tuvo lugar en el Palacio Nacional.

El plan Renove se desarrolló en los inicios del Gobierno de Hipólito Mejía y consistió en el cambio de vehículos en mal estado por unidades nuevas, pero terminó en un escándalo de corrupción que llevó a la prisión tanto a funcionarios como a empresarios del transporte. Ya en junio de 2002, el presidente de la empresa Euro Equipos CxA, Johnny Then, denunció que por suplir materiales a la Omsa tuvo que pagar RD$34,260 en comisiones a empleado para poder recibir un cheque sin fondo de 137,662.40.

En ese entonces, el empresario declaró que recibió una llamada de una persona identificada como Juan Carlos para proponerle comprarle el cheque a cambio de recibir un porcentaje. Ante la denuncia, el entonces tesorero de la Omsa, Daniel Gallar, indicó que el pago se realizó de esa forma debido a inconvenientes en la contabilidad.

Dos años más tarde, en septiembre de 2004, la Contraloría General de la República en coordinación con la Omsa realizó un inventario para determinar quiénes se habían apropiado de 68 autobuses.

Al asumir por segunda ocasión la dirección de la entidad, en agosto de 2004, Ignacio Ditrén, denunció un aumento de la nómina de más de tres mil empleados en cuatro años de gerencia de Diógenes Castillo. “Cuando yo estaba en la institución, aunque solo había 600 autobuses, las operaciones estaban a cargo de 2,800 empleados y ahora tienen alrededor de seis mil”, sostuvo. Agregó que la entidad estatal pagaba 3.2 millones de pesos mensualmente a 1,060 personas que no figuraban en la nómina. Pero la denuncia que llegó a los tribunales fue la emisión de un cheque con valor de 1.5 millones de pesos por concepto de pago de combustible a la suplidora Coastal, la cual aseguró no haberlo recibido. “En la pasada gestión se emitían cheques a nombres de empleados que habían sido cancelados y los cobraban personas que trabajaban allá, reveló Ditrén. En tanto, las licitaciones para la compra de 300 vehículos en noviembre de 2007 tuvieron fuertes cuestionamientos por parte de las compañías participantes que denunciaron que el proceso estuvo ‘hecho a la medida” para beneficiar a la empresa Autozoma.

La Omsa trasporta al mes más de dos millones

La Omsa transporta diariamente un estimado de 100,000 pasajeros, de acuerdo con cálculos de la entidad, cada mes un aproximado de 2.7 millones de usuarios usan este servicio. Entre sus funciones, constituida por el decreto Núm. 448- 97 del año 1997 figuran dar servicios de reparación, mantenimiento y despacho a la flota de autobuses adquiridas por el Gobierno para operar en el Gran Santo Domingo y posteriormente en Santiago.

Destituyen a Rivas; posicionan a Mojica

El Poder Ejecutivo designó a Héctor Mojica como director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa). Mojica, exdirector de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT) sustituye en esas funciones a Manuel Rivas. La decisión, conocida ayer, está contenida en el decreto 385-17. Mojica fue juramentado de inmediato por el presidente de la República, Danilo Medina, en su despacho del Palacio Nacional. Hasta hace poco se desempeñaba como presidente del Consejo de Coordinación de la Zona Especial de Desarrollo Fronterizo.

2,929 
Nómina Es el número de empleados de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses hasta septiembre de este año.

/El Caribe/
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com