UN MOMENTO CON DIOS


La injusticia social es un mal que nos arropa en nuestros días. La brecha que separa a pobres y a ricos parece ser un abismo que "impide" a estos ver las necesidades de los desamparados. Sé tu la diferencia, un pequeño gesto de compasión puede cambiar la vida de una persona. Hoy es el día, muestra la mejor cara del cristiano, la que no se esconde frente a la necesidad ajena.

Evangelio según San Lucas 6,20-26.

Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: «¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!

¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!

¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y los proscriban, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!

¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!

Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!

¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!

¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!»

Palabra del Señor

(Comparte, y que se haga vida la Palabra)

PADRE ROONY STEPHAN, SANTO DOMINGO.,
13 SEPTIEMRBE, 2017.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com