PADRE RONNY STEPHAN: UN MOMENTO CON DIOS


Dios no ve las apariencias, sino el corazón del hombre. No ve el pecado sino el gran santo que, por su misericordia, puedes llegar a ser, pues él no vino a llamar a los justos sino a los pecadores. Escucha la voz de Dios que te dice "Sígueme" y si te dejas transformar por él, la salvación llegará a tu hogar.

Evangelio según san Mateo 9,9-13

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.»

Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: «¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?»

Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

Palabra del Señor

(Comparte, que se difunda la Palabra)

SANTO DOMINGO, 21 SEPTIEMBRE 2017
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com