FOGARATÈ: Amín Abel


Repasé los grandes titulares. Pasé junto al mar y celebré el rostro del día. Me paré a hablar con un amigo sobre el más reciente escándalo, el enorme calor del mediodía, la opulencia de formas de aquella que acababa de pasar. Doblé calles y avenidas en cada lugar de gestas, en cada punto donde cayó la sangre aún no redimida, en cada rincón donde quedaron congeladas por siempre las sonrisas de los héroes y mártires que murieron luchando contra el odio, la traición y la mentira... Y esto último me llevó inevitablemente a Amín, que cayó cuando nuestras mejores esperanzas apenas florecían. 

POR: RAMON COLOMBO
26 SEPTIEMBRE 2017
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com