Desvelan último misterio sobre construcción de pirámide de Keops

La pirámide de Keops en Egipto, una de las siete maravillas de la Antigüedad.


     
Un papiro escrito por un supervisor de la mítica obra arquitectónica arroja luz sobre cómo se transportaron sus materiales.

EN EGIPTO, 25 Septiembre, 2017: La ciencia ha resuelto las últimas incógnitas que existían en torno a los métodos utilizados para transportar centenares de kilómetros los bloques de piedra con los que se construyeron las famosas pirámides del Antiguo Egipto, según ha asegurado este lunes el arqueólogo y exministro de Antigüedades egipcio Zahi Hawass al diario árabe Al-Sharq al-Awsat.

El pasado fin de semana el medio británico The Daily Mail anunció que un grupo de arqueólogos había puesto fin al misterio de la construcción de la Gran Pirámide de Guiza, la más antigua de las siete maravillas del mundo antiguo. Y la única que aún sigue en pie.

Los investigadores descifraron un antiguo papiro en el que se explica el método de transporte de los pesados bloques de granito y piedra caliza de dos y media toneladas de peso a través de más de 800 kilómetros. Los mismos que separan Asuán, en el sur de Egipto, y la necrópolis de Guiza, a unos veinte kilómetros de El Cairo (capital egipcia).

Los jeroglíficos revelan que las 170.000 toneladas del material con el que se construyó la pirámide de Keops hace más de 4600 años se desplazaron por aguas del Nilo en barcas de madera y posteriormente llegaron al lugar de las obras mediante un sistema de canales.

Hemos perfilado la cuenca del canal central que creemos que fue la vía principal de transporte hacia el pie de la meseta de Guiza”, señala el arqueólogo Mark Lehner.


Papiro en el que se explica el método de transporte de los pesados bloques de granito y piedra caliza en la pirámide de Keops.


Los manuscritos hallados en el puerto de Wadi al-Jarf fueron escritos por el supervisor de un equipo de 40 obreros de élite. Son el único testimonio de primera mano sobre la construcción de la Gran Pirámide. En ellos se relata cómo los obreros trabajaron para modificar el terreno y abrieron enormes diques para desviar agua desde el Nilo. El objetivo era transportar la carga a un puerto ubicado cerca de la construcción.

En este sentido, el arqueólogo Mark Lehner ha descubierto pruebas de la existencia de una canalización de agua que corría bajo la meseta de Guiza. “Hemos perfilado la cuenca del canal central que creemos que fue la vía principal de transporte hacia el pie de la meseta de Guiza”, señaló Lehner para el documental ‘La Gran Pirámide de Egipto: Nuevas Pruebas’, emitido por el británico Channel 4 el pasado fin de semana.

/Hispantv/.

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com