Cuando EEUU y URSS realizaban miles de pruebas con bombas nucleares y casi nadie se quejaba

 Una de las detonaciones de una bomba nuclear en el emplazamiento de pruebas de Nevada (imagen vía Wikimedia commons)

SEPTIEMBRE, 16, 2017: En las últimas semanas los medios de comunicación y las redes sociales se han hecho eco de las pruebas nucleares llevadas a cabo por Corea del Norte. Oficialmente, hasta la fecha, seis son las efectuadas (aunque se intuye que puede ser alguna más) habiendo tenido lugar la última de ellas el pasado domingo 3 de septiembre (de 2017) en el que se realizó el ensayo haciendo detonar una bomba de hidrógeno de 100 kilotones (teniendo en cuenta que la lanzada por EEUU en Hiroshima en 1945 era de 13 kilotones).

Con ellas el líder norcoreano Kim Jong-un ha querido demostrar al mundo su potencial armamentístico y nuclear.

Pero al mismo tiempo que la mayor parte del planeta lanza su grito al cielo y se queja de la provocación de Corea del Norte, otros nos recuerdan que a lo largo de medio siglo (durante todo el periodo de la Guerra Fría) muchos fueron los países que desarrollaron armamento nuclear (entre ellos la España franquista).

Los países más prolíficos, como es bien sabido, fueron Estados Unidos y la Unión Soviética, quienes se pasaron prácticamente la segunda mitad del siglo XX intentando demostrar que eran más poderosos armamentisticamente hablando.

Unos años en los que, en comparación a la difusión que se le da hoy en día, apenas se conocían datos sobre el poder nuclear de las naciones (solo el que los interesados querían dar a conocer con sus demostraciones de poder) y aunque hubieron muchas protestas por ello (sobre todo manifestación o concentraciones frente a embajadas u otros organismos), no fue nada comparado con lo que actualmente ocurre a través de las redes sociales y el conocimiento que tenemos de todo lo que ocurre.


Protesta antinuclear en 1960 frente a la entrada del emplazamiento de pruebas de Nevada (imagen vía Wikimedia commons)

Y es que si repasamos la Historia de ese periodo de Guerra Fría podremos comprobar cómo desde ambos lados del telón de acero se hicieron auténticas salvajadas, en cuanto a pruebas nucleares se refiere.

Se han contabilizado alrededor de un millar las que se efectuaron por parte de los estadounidenses, muchas de ellas en atolones del Océano Pacífico (uno de los más famoso fue en el Atolón de Bikini que inspiró el nombre de la pieza de baño) o las que tuvieron lugar en el emplazamiento de pruebas de Nevada (Nevada Test Site) situado a poco más de cien kilómetros de Las Vegas.

En este lugar se realizaron (según los datos ‘oficiales’ aportados por el Departamento de Energía de los Estados Unidos) un total de 925 pruebas nucleares, aunque se presume que fueron muchas más.

Entre las locuras cometidas por los estadounidenses les dio por lanzar y explosionar durante el verano de 1958 (27 y 30 de agosto y el 6 de septiembre) tres misiles nucleares en el espacio e incluso intentar detonar una bomba en la luna con el fin de demostrar a la Unión soviética de su potencial armamentístico y nuclear.]

Hasta la fecha de hoy, la mayor bomba nuclear jamás detonada en toda la Historia tuvo lugar el 30 de octubre de 1961, en Nueva Zembla, un archipiélago ruso situado en el Océano Ártico, y fue llevada a cabo por la Unión Soviética.

Se trataba de la bautizada como Bomba Zar (Tsar Bomba), la cual tenía una potencia equivalente a 50 megatones de TNT (3.800 veces superior a la lanzada sobre Hiroshima).



Comparativa de las diferentes potencias de detonaciones de bombas nucleares (imagen vía Wikimedia commons)
[Relacionado: El día que Gran Bretaña se convirtió en la tercera potencia nuclear del planeta]

Lamentablemente y a pesar de que la Guerra Fría entre los bloques terminó hace un par de décadas y hubo un propósito formal, por parte de los entonces presidentes de EEUU y URSS (el estadounidense George H. W. Bush y el ruso Boris Yeltsin), de realizar un paulatino desarme atómico, el creciente interés por parte de Corea del Norte (e incluso de Irán) por poseer este tipo de armamento vuelve a poner en peligro la seguridad del planeta.

Muchos son los mandatarios que ya han dado un ultimátum para que los norcoreanos dejen de realizar pruebas nucleares y han solicitado, a través de diferentes organismos internacionales, el desarme total.

Evidente y lamentablemente, existen muchos intereses (sobre todo económicos) para que este desarme no se produzca y, mientras tanto, el peligro seguirá estando en peligro.

Alfred López / Yahoo Noticias

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com