Comunitarios cierran centro de salud por precariedades


EN SANTIAGO, 15 Agosto, 2017:Los comunitarios decidieron colocar candados a la puerta de entrada para impedir el paso de los empleados, hasta recibir respuestas de las autoridades competentes.

Dijeron que el centro tiene carencias hasta de una nevera para almacenar y preservar las vacunas de los niños y mujeres embarazadas.

Miguel Ortega, secretario de organización de la junta de vecinos, explicó que se mantendrán en lucha y evitarán el paso de médicos, enfermeras y personal administrativo hasta tanto resuelvan el problema.

‘‘Nosotros decidimos cerrar el centro por nuestra cuenta para ser escuchados, porque ya tenemos más de tres meses en espera de una nevera y suministro de medicamentos para las personas que vienen por el servicio’’, sostuvo Ortega, al hablar con reporteros de elCaribe.

Griselis Peralta dijo que hace tres meses debió vacunar a su hijo, pero aún no ha podido hacerlo debido a los problemas que presenta el centro.

Héctor Pérez, encargado de vacunación, dijo que no hay donde mantener las vacunas con los niveles de refrigeración que se requiere.

Son muchas los reclamos que se hacen en diferentes comunidades para pedir que mejoren las atenciones y servicios en los centros de salud periféricos.

El hospital regional José María Cabral y Báez, debido a su proceso de reconstrucción, tiene muchas áreas inhabilitadas, lo que genera trastorno a los usuarios.

Nosotros decidimos cerrar el centro por nuestra cuenta para ser escuchados”.
Miguel Ortega
Secretario de Junta de Vecinos

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com