El PRSC necesita un conciliador que lo saque del abismo en que se encuentra.


Aunque parezca increíble, lo que en la actualidad tiene paralizada la posibilidad de un acuerdo amigable en el Partido Reformista Social Cristiano, son las diferencias personales que existen entre sus principales dirigentes.


Ya la lucha no es partidaria, ni siquiera es por el tema del manejo de los recursos, es sencillamente un asunto de orgullo personal y de ofensas por las palabras que han salido a relucir entre los protagonistas de la actual telenovela colorá.


Si revisamos las últimas declaraciones que han dado, todos hablan mal de unos y otros.

Lo malo es que esos conflictos tienen amarrada la franquicia creada por el Dr. Joaquín Balguer y, sin lugar a ninguna duda, de seguir como van, habrá otra división en el reformismo.

De esto suceder y cada quien quedarse con otro pedacito de lo poco que le queda al que fuera el partido creador de la história democrática del país, los que hoy no quieren dar su brazo a torcer serán los responsables de enterrar para siempre el legado del Dr. Joaquín Balaguer.

Eso es algo que los que llevamos muy adentro en fervor balaguerista no podemos permitir y, a partir de este instante, me considero mensajero de la paz y pido a los que quieren lo mejor para el PRSC que se me unan en una lucha sin descanso para que logremos la reunificación total y absoluta de nuestro mil veces glorioso Partido Reformista Social Cristiano.

La búsqueda de formulas que logren la unidad debe ser un compromiso de todos.

Los que estén de acuerdo conmigo y puedan hablar con los dirigentes en conflicto, díganles que ellos también se unan a esta cruzada salvadora y que piensen que lo que hoy se discute no es la determinación de quien es más fuerte que el otro, ni quien será el primero en ceder.

Háganles ver que en sus manos podría descansar el futuro del país pues, un PRSC fuerte y unificado, podría significar un retorno al poder de los hombres y mujeres que supieron llevar por muchos años nuestra patria por senderos de progreso y sentaron las bases para el desarrollo del que hoy disfrutamos.

En nuestras filas hay hombres y mujeres valerosos entre los cuales se podría seleccionar a alguien para Presidente del partido, que no tenga conflictos con nadie y que se convierta en ese gran conciliador que bien podría ser la salvación que necesitamos.

Entre los nombres que me llegan a la mente se destaca el de Luis José González Sánchez  a quien, a pesar de que hace mucho que no se de él, le recuerdo como un hombre de acción que conoce a todos los reformistas y es de fácil aceptación por su amabilidad y don de gente.

A Luis José, lo conocí cuando formamos parte del Equipo de trabajo del Lic. Jacinto Peynado y recorrimos el país juntos.

Es un hombre amistoso y afable, buen amigo, colaborador, trabajador incansable y con una gran experiencia en el manejo de la politica y las relaciones humanas que núnca ha tenido problemas con nadie, ni dentro, ni fuera del reformismo.

Con una experiencia de más de 20 años como Legislador, González Sánchez es un gran constituyente que ha participado en dos de las reformas de nuestra Constitución, fue Presidente de la Cámara de Diputados por varios períodos y creador de numerosas leyes en beneficio de la población entre las que se destaca la del sueldo 14 para los trabajadores.

Fue Senador de la República Dominicana junto a Jacinto Peynado y cultivó una gran amistad con él.
En el PRSC, Luis José ha sido Secretario General, actualmente es el Primer Sub-Secretario General y Miembro del Directorio Presidencial.

Es responsable de la creación de los Estatutos del partido; en dos oportunidades ha sido Presidente de la Asamblea Reformista y, lo más importante, es un gran conciliador.

Como Diputado, Luis José compartió con el Lic. Danilo Medina, también es buen amigo de Hipólito Mejía y siempre fue distiguido por nuestro Líder el Dr. Joaquín Balaguer.

Si usted, que me honra con su lectura, pudiera hacerle llegar esta humilde sugerencia a Quique, a Ito y a Josecito, por favor pregúnteles que les parece la idea?.

Como ellos tres saben mejor que yo, que Luis José podría ser la salvación del impase que hoy les enfrenta, lo más probable es que a sus mentes les llegue con facilidad el refrán que dice: “En buenas manos está el pandero”, ya que conocen su efectividad y que siempre desempeña exitosamente lo que se propone hacer.

Luis José no es obstáculo para nadie porque no iría por lucha interna de aspiración a ningún cargo presidencial ni legislativo, su función solo sería de dirigir el partido y hacer un trabajo de carpintería política.  Ito, Josecito o cualquier otro reformista pueden aspirar a Presidente de la República con la seguridad de que el elegido contará con su respaldo.

Amable Aristy, Eduardo Estrella y Jacinto Peynado, fueron candidatos presidenciales del PRSC y ninguno fue presidente del partido,  por eso sugiero a Gonzalez Sánchez solo para dirigirlo, unido a un gran equipo de jóvenes, mujeres y la experiencia de los robles reformistas que de seguro volverían a las filas coloradas con una salida como la que sugerimos.

Lo cierto de esto es, que la realidad que hoy enfrentamos, los que aún deseamos lo mejor para la franquicia reformista, nos lleva por un oscuro sendero en que podría estar presente la desilución y la desesperanza y que solo tendrá un salida armoniosa si todos ceden un poquito y buscan la luz al final del túnel, reconociendo que el PRSC necesita un conciliador que lo saque del abismo en que se encuentra.

Por Lic. César Fragoso,
03 Julio, 2017.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com