El Camboyero No Tiene Quien Le Escriba



 Hace unos días le hice una pregunta a un amigo  de mi infancia cuatribolia, hoy un chef ejecutivo en la ciudad de New York, le preguntaba a Lilo si nosotros los Dominicanos sobre sazonábamos nuestra comida? 

 Este no me regalo ese esperado si o no, su respuesta fue muy única  " nosotros no sobre sazonamos la comida, pero si usamos el mismo sazón para todas ellas". 


 Ósea los mismos ingredientes que usamos para el sancocho, lo usamos para el locrio o la sopa de pescado, lo único que varia es la omisión de uno que otro condimento.

  Ayer escuchaba a unos de los mejores comunicadores Barahoneros  en las redes sociales, el auto denominado Emperador De Camboya y Embajador Plenipotenciario Del Batey, Alejandro Peña.

  Este con su forma y léxico llano nos daba unas declaraciones que a parte de claras también estaban llenas de desinformación, léase bien, desinformación.

Alejandro cometía primeramente el error garrafal de sazonar su comentario con la salsa del odio racial, el cual El ve como el motivo detrás de las protestas en contra de la migración ilegal Haitiana en nuestro país, nada mas falso que eso.

Una cosa es la xenofobia ( el odio a otras etnias) y otra cosas es racismo (el odio a un individuo o grupo de personas por su composición racial).
Los Dominicanos no calificamos para ninguna de esas dos categorías, pues aquí lo que se esta peleando es el derecho del Dominicano mas humilde a recibir una atención adecuada en los hospitales, escuelas y barrios, todos estos afectados por la desbordante invasión de ilegales Haitianos en suelo patrio.

El, pone como ejemplo el genocidio Rwandés (abril 7 ?%93 14 Julio 1994), en el cual como el ?%9Cmedio?%9D explica, las dos facciones o tribus de ese país, los Hutus y Los Tutsis protagonizaron dicho evento. Lo que el tocayo de Magno no dice es que esta dos tribus tenían exactamente la misma composición racial, entonces, no fue un genocidio por cuestiones raciales, fue una lucha de poder entre dos tribus.
  Así como también el conflicto de las Irlandas es estrictamente político-religioso, como nuestro  Alejandro llega a la comparación de ese problema y el nuestro es el secreto mejor guardado el Opus Dei.
En su arroz con mango el usa la verdura y los ajíes para darle un sabor de comparación de países y leyes al problema, usa el ya muy desgastado ejemplo de las leyes y reglas de otros países y las compara con las nuestras, el muy desabrido punto sobre la inmigración Dominicana  Puerto Rico es también otra de sus desinformaciones.

El Dominicano nunca a emigrado ilegalmente a Puerto Rico, nosotros hemos emigrado ilegalmente a los Estados Unidos, hago esta salvedad que por encima parecería necia, para explicarle a mi colega Alex, que Puerto Rico, no paga por su ejercito, salud, educación, carreteras, marina, fuerza aérea, aeropuertos, medicina, reciben cupones de comida, welfare, housing y muchos otros beneficios de los Estados Unidos, por ende, cuando un ilegal Dominicano llega este territorio Americano, sus habitantes no sufren los embates que sufre un pueblo en vía de desarrollo como lo es el Dominicano.

También es justo mencionar que los criollos en tierra boriqua, al igual que todos los inmigrantes ilegales del mundo reciben una paga mas baja que los nativos de ahí, pero sabes que mas hacen:

Los hemos enseñado a cocinar mejor, a tocar bachata y merengue,  a bailar y hemos cohabitado con ellos sin cambiarle su cultura, sabes por que?
Porque somos católicos o protestantes, porque hablamos el mismo idioma, bailamos lo mismo, comemos lo mismo, nos reímos de los mismos chistes porque entendemos nuestra idiosincrasia caribeña por igual, pero sabes que no hacemos ni en Puerto rico, ni España Ni en ningún lugar del mundo?:

No andamos como animales cagándonos en cada esquina, nunca hemos ocupado por la fuerza ningún territorio, no arrabalizamos un barrio como lo hacen los Haitianos, ni tampoco le tenemos el resentimiento a ningún pueblo como ellos nos lo tienen a nosotros.

 Por eso me confunde al escuchar de tus labios la palabra odio, no la entiendo pues el Dominicano en su alma noble ni siquiera después ver sus mujeres violadas o peor mutiladas como la niña Cielo, no a tomado ningún tipo de represalias, entonces donde es que esta el odio racial del cual hablas y como buen hijo de Malinche nos acusas?

 Hablas y desafías al despido de la mano de obra barata de nuestras construcciones y trabajos miniales, pero y tu? Cuando vas a adoptar cinco Haitianitos?

 El condimento que mas me a gustado de tu arroz con mango ha sido el jengibre, pues este, aunque sabe bien pica, así como la verdad y como negar mi valioso compueblano que tienes razón que antes de salir a linchar Haitianos, debemos de encontrar a cada bandido que permite y se beneficia de su miseria y trasiego y darles lo que merecen, la muerte por traición a la patria


                                                                  La Pared Del Cangrejo


Corría el año 1981 y mi patria chica, Barahona,  acababa de concluir los V Juegos Nacionales, los cuales estuvieron tan Buenos que hasta el presidente de la republica Don Antonio Guzmán se rompió un brazo a causa de un "RON"balon que sufrió.
   
Era esta ciudad entonces como su mote lo indica "la perla del sur".
   
Teníamos en operación diaria tres salas de cine, uno de los cuales nuestra sociedad adelantada toleraba que fuese de pornografía, las instalaciones deportivas construidas para dicha gesta deportiva solo eran igualadas por las instalaciones capitalinas, funcionaba a total producción los muelles de embarque, el ingenio azucarero , los mercados y hasta un aeropuerto internacional nos construyeron.
  
En el ámbito social, a la sazón habían mas de 6 clubes deportivos-culturales, un club Sirio-libanés, colegios de alta investidura como el Morgan y EL Divina Pastora, en fin éramos una ciudad en desarrollo constante, hasta que:
  
La mentes mejores dotadas  fueron paulatinamente escapando hacia mejores ciudades, las familias de arraigo, las cuales habían emigrado, fueron sustituidas por plebeyos de campo, riferos, chopas de tercera y nuevos ricos.
  
Este ejercito de imberbes, no entendía la cultura del cine, el clubismo o el deporte, mas si el romo desmedido, las bancas de apuesta y las carreras de motores en avenidas publicas.
  
A merced de ellos quedaron los que se atreven a invertir un centavo en este pueblo polvoriento y retrograda, pues solo viven para criticar mas no para construir, es como si en sus pequeñas cabezas solo reinara el pensamiento que el llevar la contraria por llevarla te hace mas intelectual, quizás por eso hemos pasado de ser una perla a un pedazo de cobre, pues ya el brillo le corresponden a su Hermana Bani y sus primas Azua Y San Juan.
  
En nuestro delirio de grandeza no dejamos de hablar de nuestras "hermosas playas" y como están nos llenaran de turistas, por dios! 
  
Nuestas playas no son aptas para el consumo humano, pues solo la árida y pedregosa playa de El Quemaito es apta para el consumo local, pues el turista extranjero busca la fina y blanca arena de bahía de las águilas o punta cana.

Solo espero que algún día dejemos de ser como el famoso cuento del experimento de los cangrejos, en el cual en dos cubetas se metieron 20 cangrejos Barahoneros y en la otra 20 cangrejos de Bani, pedernales, Azua y San Juan, 5 de cada provincia, al día siguiente los cangrejos Barahoneros seguían todos en la cubeta mas no así los de la otra cubeta, cuando los científicos verificaron las grabaciones hechas con la cámara vieron como los cangrejos en libertad colaboraron entre si, subiéndose uno encima del otro, creando una especie de escalera, y así uno a uno pudieron dejar la cubeta y claro esta una muerte segura.
  
Mas no lo mismo paso en la cubeta cuatriboliada, allí todos los cangrejos yacían sin patas ni muelas en el fondo de la cubeta, la cinta demostraría el porque de dicha mutilación: cada ves que un cangrejo Barahonero lograba llegar el borde los demás, en ves de ayudarlo lo agarraban por las patas hasta arrancárselas,  llevándolos con ellos nuevamente al fondo y hacia su muerte.

Carlos J. Díaz Gómez, 
12 Julio, 2017.

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com