Monsieur un dominicano que ha trabajado duro para enfrentar la pobreza


Su realidad no dista mucho de la de cientos de dominicanos y dominicanas que día a día enfrentan las múltiples caras de la pobreza.


EN BANÍ, (Peravia), 29 Junio, 2017: No sabe bien su edad, pero dice que no pasa de 60, aunque su físico refleja a un hombre de 80. De carácter apacible y cuerpo marcado por las huellas inclementes de la necesidad, este hombre es ejemplo de trabajo.


Se trata de Ramón Monsieur, (así nos dijo que se pronuncia su apellido), un señor oriundo de Ocoa que desde hace tiempo emigró al Distrito Municipal de Villa Fundación de Bani, provincia Peravia.

Monsieur es un trabajador incansable, sus días transcurren entre el va y ven de un hacha cortando leña y la recolección de palmas para fabricar escobas. Vive junto a su hermana y algunos sobrinos, en un rancho donde convergen la necesidad y la desolación.

Comenta que diariamente puede vender hasta 40 escobas cuando “la cosa esta buena” a precios de entre 25 y 40 centavos, según sea el intercambio comercial, de manera individual o al por mayor.

“Pero no crea, es más las avispas que a uno le pican que lo que se consigue con la venta de las escobas” comenta de manera jocosa.

Sin embargo, asegura que lo único que sabe es trabajar porque a si lo enseñó su mamá, por eso se cuida de “hacer lo mal hecho”

Con los ingresos que percibe se mantiene, además cuenta con una tarjeta de solidaridad la cual le ayuda a certificar su pobreza.

Nos comentó que no se ha casado porque ahora eso es muy difícil debido a que hay poco entendimiento entre marido y mujer, tampoco ha tenido hijos, pero tiene varios hermanos.

Aunque corta leña para el uso domestico y a veces la vende, Ramón Monsieur tiene mucha conciencia sobre el cuidado al medio ambiente dentro de sus capacidades de entendimiento, asegura que recoge la leña de los árboles secos y los que ya han caído para evitar destruir el bosque.

Pero su apellido “Monsieur” contrasta con sus condiciones de vida por lo que nos llamó la atención debido a que no tan común en la zona.

Y pensar que las condiciones de vida de este señor y sus familias pudieran ser diferentes, si al menos se hubiesen enterado a tiempo que siendo su abuelo español, que emigró a República Dominicana a mitad de siglo, a ellos les correspondía la nacionalidad de ese país, según la “Ley de Memoria Histórica”.

Pero esa seria demasiado información para alguien que ni siquiera aprendió a escribir y que desde que tiene uso de razón, solo ha conocido el trabajado duro.

/Por Imágenes Dominicanas/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com