Causa indignación en dos poblados cañeros derribamiento de pared de cementerio en construcción por parte de desconocidos


EL PALMAR, (República Dominicana), 16 Junio, 2017:   La pared de block del cementerio que la Junta Distrital de esta comunidad construye en  Batey Cuatro, fue derribada por desconocidos, lo que ha indignado a los comunitarios de ambos poblados del municipio de Neiba de la provincia Bahoruco.

La información en tal sentido la colgó en su muro de facebook el señor Gustavo Hernández Reyes, en la que señala que de inmediato el director de la referida junta, Francisco Féliz Cuevas, puso el caso en conocimiento del alcalde del municipio de  Neiba, Eliferbo Herasme Díaz, quien se trasladó al lugar a palpar personalmente la situación creada.


El cementerio en cuestión se levanta en unos terrenos que se disputan La Junta Distrital de El Palmar y el Consorcio Azucarero Central (CAC), arrendatario del ingenio Barahona, lo que mantiene un conflicto entre esta y los comunitarios desde el inicio de los trabajos de la obra.

Tras ver la pared en tierra, Herasme Díaz se solidarizó con Francisco Féliz Cuevas, a quién instó a dar  los pasos correspondientes para llevar el caso hasta las últimas consecuencias, a fin de establecer responsabilidades.

"Estoy dando todo mi apoyo, Francisco Féliz Cuevas para que ponga en movimiento las acciones pertinentes contra quienes cometieron este reprobable hecho, sin importar quién o quienes sean los responsables", comentó Eliferbo Herasme Díaz.

En la construcción de la pared del cementerio que se construye en Batey Cuatro, ya se habían colocado unos 4 mil blocks.

Se recuerda que desde que la Junta Distrital de El Palmar anunció que construiría el referido camposanto, las autoridades del CAC se manifestaron en contra, alegando que esos terrenos están bajo su administración, por lo que se trata de una obra ilegal.

Por su parte, los residentes en El Palmar y Batey Cuatro dicen que se mantendrán en pie de lucha hasta que el referido cementerio sea construido, por tratarse de una obra de mucha importancia, la, que a su juicio, el CAC ni nadie  puede detener.

Algunos sectores de la zona cañera sospechan que la pared pudo haber sido mandada a derribar por las autoridades del CAC, empresa de capital guatemalteca.

POR JUAN FRANCISCO MATOS

Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com