Lo de ODEBRECHT debe preocupar a toda la familia dominicana


Las personas que, hasta el momento han sido señaladas por, supuestamente, haber recibido soborno de parte de ODEBRECHT, son las que se encuentran detenidas.

Hay quienes quieren aprovechar la situación para continuar con su plan de dividir el PLD y se empeñan en decir que todos los peledeístas encarcelados forman parte del grupo que apoya al Dr. Leonel Fernández o fueron funcionarios en sus gobiernos.

Esas personas que persiguen sus propios intereses políticos y económicos, tienen como mira un solo objetivo, eliminar las posibilidades de que la franquicia morada sea la opción por la que los dominicanos votemos en mayo del 2020 y nos sigan gobernando hasta el 2024.

Siendo objetivos, tenemos que reconocer que en parte han logrado alcanzar una de sus metas, pues, en cierto modo, han obligado al Gobierno a someter a la justicia a algunos de los principales dirigentes de su partido.

De los detenidos, tres forman parte del poderoso Comité Político del PLD, su órgano principal de dirección y eso, desde el punto de vista político, es un fuerte golpe para los morados.

Ahora bien, su sometimiento a la justicia no tiene nada que ver con su tendencia dentro del PLD.

Ni el Presidente Danilo Medina ni el Dr. Leonel Fernández tienen nada que ver con eso.

Yo estoy 100% seguro de que ambos están tristes y acongojados al ver como sus amigos de tantos años y compañeros de tantas batallas, culminan sus carreras políticas por un asunto de dinero.

Los apresados son parte de los principales dirigentes del partido de Juan Bosh y, aunque algunos quieren aprovechar la situación para crear rencores entre danilistas y leonelistas, en este momento toda la gran familia del PLD y de la inmensa mayoría del país, entre los que me incluyo, estamos apesadumbrados y sorprendidos por el resultado que va teniendo el caso que nos ocupa.

Más que celebrar los apresamientos y querer llevar más división en el PLD, los que votamos para que Danilo y su partido nos gobiernen hasta el 2020, debemos prepararnos para continuar defendiendo las ejecutorias positivas que en beneficio de toda la población viene haciendo nuestro Presidente.

Es muy importante que no nos dejemos llevar por los que quieren utilizarnos, para hacerle daño al PLD y a todo el país.

Aparte de lo político, lo sucedido a las personas involucradas en el caso ODEBRECHT, debe servirnos de lección a todos los dominicanos, muy en especial a los que, tanto en el Estado como el sector privado, ocupan posiciones desde las cuales pueden favorecerse en lo personal.

Ver caminar custodiados por policías y militares a todos los implicados que fueron o son funcionarios gubernamentales o legisladores, es algo común en nuestro país, pues aquí las posiciones encumbran a sus ocupantes y, tener varios guardaespaldas, les da un sentimiento de poder que les hace sentirse poderosos.

Ahora bien, ver a esos mismos que ayer fueron custodiados, hoy ser conducidos hacia la cárcel, es una demostración de que lo mal hecho no se debe hacer pues, tarde o temprano se sabe

y, en el caso de los que hoy duermen en un calabozo, aunque al final del camino resulten inocentes de las acusaciones que pesan en su contra, quedarán para siempre en las mentes de estas y las futuras generaciones, como los sometidos por el caso ODEBRECHT.

Todo esto, me hace recordar la grandeza de mi padre, Octavio César Fragoso quien, siendo el que cobraba el agua de INAPA en mi pueblo de El Valle, cuando ni siquiera se daba recibo a los que la pagaban, nunca utilizó ni un solo centavo del dinero del Estado para su uso personal.

Lo recuerdo, como si fuera en este mismo instante, verlo, por falta de dinero, irse al campo a buscar víveres para la comida, a pesar de que en el cajón donde guardaba el efectivo de los cobros del agua, había suficiente para lo que él quisiera comprar y nadie le hacía una auditoría o arqueo de caja.

Los valores que se pasan de padres a hijos, es la diferencia que marca la sociedad.

El ejemplo más lamentable y que quizás muchos ni se han enterado, de lo que significa enseñar lo bueno o lo malo a nuestros hijos, lo representa el caso de la madre del joven involucrado en los atracos de la banda de Pércibal Matos, detenido hace unos meses, la cual murió en un enfrentamiento a tiros con la policía luego de haber cometido una supuesta estafa a un banco.

Guardando las diferencias, si los acusados del caso ODEBRECHT son hallados culpables de haber cometido el delito que se les acusa, ellos como personas y como políticos, estarán dando el peor de los ejemplos a sus hijos y nietos.


Ambos casos, el de la madre muerta y el de los políticos presos, son parte de las cosas que pasan a diario en nuestro país y que todos debemos luchar y poner de nuestra parte para que no se sigan repitiendo, esa es la razón por la que entiendo que, lo de ODEBRECHT  debe preocupar a toda la familia dominicana.


Por Lic. César Fragoso,

30 Mayo, 2017.


Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com