La falta de agua potable, estado desastroso de caminos vecinales y un tramo carretero desespera a los residentes en Polo


EN BARAHONA, (Repúblcia Dominicana), 01 Mayo, 2017:  No obstante  el ingeniero Horacio Mazara, director ejecutivo del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), haber entregado tinacos en las zonas del municipio de Polo donde las tuberías del  acueducto fueron destruidas por las pasadas lluvias, la escasez del preciado líquido sigue siendo de mucha preocupación para los comunitarios.

Los tinacos fueron entregados hasta tanto las tuberías destruidas fueran sustituidas por otras de acero y quedara restablecido este vital servicio, según dijo  el funcionario en un  recorrido que realizó recientemente por esta zona

En esa ocasión Mazara adelantó que un personal del departamento de ingeniería de Inapa, se trasladaría emne sta semana a Polo para sustituir las tuberías destruidas por otras nuevas de acero.

A la falta del preciado líquido que afecta a los residentes en los poblados La Lanza, bretón, Los Arroyos, entre otros, se suma el mal estado de los caminos vecinales que fueron también destruidos y dañados, tras desbordarse ríos, arroyos y cañadas, lo que impide el normal desenvolvimiento del tránsito vehicular.

La carretera que va desde la parte céntrica de Polo hasta la comunidad de Los Arroyos, quedó inservible y llena de piedras y escombros que fueron arrastrados por las fuertes corrientes de agua que se desplazaron por la misma.

"La falta de agua es un serio problema, ya que la que nos facilitan las autoridades no es suficiente para nosotros satisfacer a diario las actividades hogareñas", comentó la Señora,  Juana Féliz Pérez.

Los comunitarios reconocen que brigadas de la Regional de Obras Públicas trabajan en la carretera que va desde el poblado de Polo hacia Los Arroyos para restablecer el tránsito vehicular de manera provisional, así como en la rehabilitación de los caminos vecinales afectados,  cuyo mal estado impide a los labriegos sacar la producción agropecuario a los mercados de la zona.

Una parte de la Escuela Básica "José Miguel Peña", ubicada en el cruce Los Arroyos Al Medio, quedó casi bajo las piedras y escombros que arrastraron las lluvias.

"Esperamos que las autoridades de las instituciones que tienen que ver con esta situación agilicen los trabajos que realizan dirigidos a resolver esta situación cuanto antes, ya que nos está haciendo la vida imposible", dijo el agricultor Luis Pérez, quien habló a nombre de sus compañeros de Los Arroyos.

Texto: José Miguel Medina y Juan Francisco Matos

Fotos. José Miguel Medina
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com