Indagatoria Odebrecht inicia como siguiendo libreto de Joao Santana


El golpe de efecto mediático dado hoy por el gobierno a través de la Procuraduría General de la República, en la supuesta investigación de la estafa de Odebrecht y compartes, constituye un nuevo capítulo de la práctica de linchamiento moral y político que ha sentado reales en el primer y segundo gobiernos del presidente Danilo Medina.

Esta mañana la población dominicana fue sacudida por un aparataje policial-mediático, con arrestos transmitidos a todo color de varios ex legisladores, un ex ministro y ex funcionarios la mayoría de ellos de la acera de enfrente o desafectos del partido de gobierno, que así ataca simultáneamente a su competencia interna y externa.

La acción de hoy, articulada como una cuidadosa producción mediática, tuvo como introducción de “ablandamiento”, la filtración de la lista de los supuestos imputados, dada a conocer de manera simultánea por espacios de radio y televisión, hizo este lunes justamente una semana.

Para destacados juristas el aparataje policíaco mediático contravino el mandato del debido proceso, como señalaba esta mañana el doctor Julio Cury, advirtiendo que el

Código Procesal Penal manda arrestos como los realizados cuando la persona investigada resista el requerimiento judicial o emprenda la huida, que no es el caso.

La nota más llamativa de la persecución es que jala a los incumbentes opositores en la presidencia del senado y la cámara de diputados pertenecientes al PRM o independientes en la competencia intra PLD.

Ese es el caso de Andrés Bautista en el senado, Alfredo Pacheco y Julio César Valentín, quienes presidieron la Cámara Baja, mientras ni siquiera mira hacia los incumbentes danilistas Reynaldo Pared, Cristina Lizardo y Abel Martínez.

Ocurriendo que mientras en las ejecutorias de Pared y Lizardo fue aprobado el 92% de los contratos, en la de Bautista sólo se conoció el 5%.

Objetivizando esta tarde la maniobra gobiernista, al intervenir en la reunión de la Comisión Política del PRM, el doctor Hugo Tolentino Dipp, personalidad de reconocida reciedumbre moral, se preguntaba:

“¿Cómo es posible que a Danilo Medina no se le haya citado y sometido a una investigación exhaustiva sobre su responsabilidad individual y directa en toda esta trama corrupta encabezada por su Gobierno y ODEBRECHT?

“¿Por qué, Gonzalo Castillo, Reinaldo Pared Pérez, Cristina Lizardo y otros dirigentes peledeistas responsables de la formulación y aprobación de decenas de contratos de ODEBRECHT no son detenidos e investigados, y en cambio apresan y pretenden inculpar a dirigentes del PRM que no tienen nada que ver con la vorágine de corrupción que caracteriza a los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana.?

“¿O acaso olvidamos que esos gobiernos se han convertido en fábricas de millonarios al vapor?”, acotó.

Otros intentos de linchamiento

Un linchamiento moral se quiso hacer recientemente también en contra del dirigente de Los Peregrinos de Moca y de Marcha Verde, Guanchy Comprés, a quien se intentó plantar un paquete de narcóticos, de lo que se salvó cuando un video casero evidenció la maniobra.De no ser por ese video, Guanchy estaría hoy bajo medidas de coerción.

Otro uso del recurso de la descalificación moral se hizo contra la recta jueza Miriam Germán, a través de sicarios de las redes sociales de Internet, quienes hicieron una campaña para inducir su inhibición, como una forma del oficialismo no verse la cara con su conocida rectitud y probidad en el conocimiento del caso Odebrecht.

Quirinazo a Leonel

En el primer gobierno de Medina esa práctica política fue aplicada al ex presidente Leonel Fernández, cuando intentó disputarle la nominación presidencial al presidente Medina para las elecciones de 2016.

Entonces fue traído al país el condenado por narcotráfico en Estados Unidos, Quirino Ernesto Paulino Castillo, a reclamarle a Fernández un alegado préstamo de 200 millones de pesos.

Dirigentes leonelistas dijeron entonces tener documentado cómo funcionarios del Palacio Nacional planificaron y ejecutaron las operaciones para traer desde Nueva York a Quirino para desprestigiar al presidente Fernández.

Específicamente Franklin Almeyda, miembro del comité político y cercano a Fernández dijo, en declaración recogida por el periódico Hoy del 14 de diciembre, 2015, que “no sé qué yo hubiera hecho si me traen a Quirino, y lo traen como se trajo desde el Palacio”.

El dirigente de la FNP Vinicio Castillo Semán, calificó la acción como un acribillamiento político.

La acción fue atribuida Joao Santana, asesor político del presidente Medina , quien destaca por sus campañas sucias y estrategias destructivas contra los oponentes de sus asesorados, y pone como condición en sus trabajos que los organismos de inteligencia del estado sean puestos a su disposición.

POR NELSON MARTE,

EL AUTOR es políticioo y periodista. Reside en Santo Domingo.

30 Mayo, 2017.-
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com