El fiscal general de EE.UU. escondió al Gobierno sus contactos con Rusia


WASHINGTON, 25 mayo 2017:  El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, que mintió durante su proceso de confirmación en el Senado sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, también escondió esos encuentros al Departamento de Justicia a su llegada al Gobierno.

CNN divulgó ayer el formulario que Sessions tuvo que rellenar para acceder al cargo y que preguntaba por “cualquier contacto” de él o su familia con gobiernos extranjeros o sus representantes en los últimos siete años.

Sessions no reveló en su respuesta los encuentros que mantuvo con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, en julio y en septiembre del año pasado, justo antes de los comicios a la Casa Blanca, cuando era senador y asesor del entonces candidato Donald Trump.

El titular de la cartera de Justicia ya había escondido estas reuniones, que reveló The Washington Post en marzo, cuando fue cuestionado por senadores demócratas durante su confirmación por su disposición a investigar los presuntos nexos de la campaña de Trump con el Kremlin.

“Si hay alguna prueba de que algún miembro de la campaña de Trump se comunicó con el Gobierno ruso durante esta campaña, ¿qué haría?”, preguntó el senador Al Franken, a lo que Sessions respondió: “No tengo conocimiento de ninguna de esas actividades”.

Aseguró, además, “no haber tenido comunicaciones con los rusos”.

Tras la revelación del Post, Sessions se vio forzado a inhibirse de participar “en cualquier investigación existente o futura” del Departamento de Justicia sobre la posible injerencia rusa en los comicios presidenciales.

Todavía se desconocía entonces que el FBI investiga precisamente la presunta injerencia electoral rusa, incluidos los posibles nexos entre funcionarios rusos y la campaña de Trump.

En un comunicado, el Departamento de Justicia justificó ayer que su titular no revelara en el formulario divulgado por CNN sus reuniones con Kislyak alegando el elevado número de encuentros que mantenía como senador.

“Como senador, el fiscal general mantuvo centenares, sino miles, de reuniones con dignatarios extranjeros y sus equipos”, explicó el Departamento.

“Al rellenar el formulario SF-86 -añadió-, el equipo del fiscal general consultó con expertos en ese proceso, así como con un investigador del FBI, que le instruyeron a no citar las reuniones con dignatarios extranjeros y sus equipos mantenidos como senador”.

Pese a inhibirse de la investigación sobre Rusia, Sessions participó hace dos semanas del despido por parte de Trump del entonces director del FBI, James Comey, que precisamente lideraba esa pesquisa.

Fuente://DiarioLibre/.
Recomienda este artículo en las redes :
 
Contacto:Tels: 829 - 944 - 1313 y 809-524 - 2420
- Para nota de prensa o denunciar un caso escríbanos a: jm818420@live.com